Sin motivaciones, la realidad de los eliminados en la Copa Superliga

La Copa Superliga inició inmediatamente después de la finalización de la Superliga Argentina de Fútbol. Sin embargo, al ser un torneo de eliminación directa, diez clubes ya quedaron afuera en la segunda semana de competencia. Por este motivo, estas instituciones que perdieron sus series prácticamente no tendrán actividad hasta mediados de julio, cuando inicie la nueva temporada de la Superliga.

Este enorme bache de tres meses solo será llenado por un puñado de partidos para algunos clubes, pero otros directamente no tendrá actividad hasta el inicio de la Superliga que viene. Este es el caso de Newell´s Old Boys. El elenco rosarino fue eliminado en la competencia nacional por Gimnasia y Esgrima de La Plata, no compite internacionalmente y en Copa argentina ya fue eliminado por Villa Mitre de Bahía Blanca por lo que no volverá a jugar hasta julio.

Esta situación, le genera trastornos económicos a las instituciones que de por sí tienen problemas por los cuestionables manejos de los dirigentes del fútbol argentino. En Newell’s, por ejemplo, piensan en formar un fideicomiso para recaudar fondos y conseguir refuerzos de cara a la próxima temporada donde se definirá el futuro de la institución debido a sus serios problemas con el promedio del descenso.

Rosario Central, Huracán e Independiente podrán jugar tanto por competencias internacionales como locales. El Canalla es quien tendrá más actividad ya que jugará tres partidos, dos por Copa Libertadores donde está al borde de la eliminación y el restante en la Supercopa Argentina. El Globo, por su parte, tiene dos compromisos por el certamen continental y otro por Copa Argentina que podría jugarse después del receso por la Copa América.

Independiente, por su parte, tendrá el duelo ante Deportivo Binacional de Perú por Copa Sudamericana como su gran compromiso de cara a la finalización de la temporada. El duelo por Copa Argentina ante Patronato podría disputarse durante estas semanas debido a que ambos están sin actividad.

Al igual que el Patrón, otros equipos solo tendrán actividad por el certamen nacional. Este es el caso de Belgrano, Banfield, Colón, San Martín de Tucumán y San Martín de San Juan. Sin embargo, no hay una fecha fija para los partidos de estos equipos por lo que podrían jugarse cuando se reanude el fútbol local tras la Copa América.

Esta es la dura realidad de los eliminados en el certamen organizado por la Superliga. A partir de la próxima temporada, ya se jugarán 34 partidos fijos, comenzará a normalizarse esta situación insólita que surgió por aquella decisión tomada por los dirigentes que hoy reniegan de jugar el campeonato de 30 equipos.