Barcelona si gana podrá levantar el trofeo

La Liga de España es una de las que todavía no se conoce quién va a ser el campeón, pero hay uno que está totalmente despegado de sus principales perseguidores: el Barcelona. El equipo catalán lleva nueve puntos de ventaja y podrá consagrarse el próximo sábado sin depender de lo que hagan los otros equipos.

En el Camp Nou se desarrollará el partido frente al Levante y si el conjunto culé puede quedarse con los tres puntos automáticamente será el nuevo campeón del torneo español. Pero no sólo con la victoria se podrán coronar sino que también lo podrán hacer dependiendo de los resultados que obtengan sus principales perseguidores.

Únicamente dependerá del Atlético Madrid que se tiene que enfrentar, horas antes, al Valladolid en el Wanda Metropolitano. Si los colchoneros empatan o pierden, directamente el Barça será el nuevo campeón. Ahora, si gana el Atleti, tendrán que quedarse con la victoria de forma obligatoria para poder quedarse con una nueva Liga.

Mucho se habló de la posibilidad de que el elenco de Catalunya no pueda levantar el trofeo en su propia cancha si se consagran. Pero esto fue corregido en el día de hoy ya que el presidente de la Real Federación Española de Fútbol, Luis Rubiales, dirá presente en el partido frente al Levante.

Si logran quedarse con el encuentro, el mismo mandamás del fútbol español, le entregará al capitán, Lionel Messi, el trofeo y podrán festejar con todos sus hinchas que se hagan presente en el estadio el próximo sábado a las 20:45 hora europea. Sería la primera vez que el argentino pueda ser el primero en levantar la Copa.

Además de celebrar, también están preparando una camiseta muy particular. Se trata de la titular del equipo pero con la inscripción «8 de 11» afirmando que de las últimas once ligas se pudieron quedar con ocho. En la parte trasera de la casaca se pondrán todos los nombres de los futbolistas que dijeron presente en esta temporada.

Habrá que esperar a ver que sucede el próximo sábado donde se definirá todo. Esto dará tranquilidad al Barça para afrontar la final de la Copa del Rey frente al Valencia, que se jugará el próximo 25 de mayo en el estadio del Betis y también las semifinales de la Champions League que las jugará contra el Liverpool.