¿Qué dijo Gabriel Heinze de su discusión con Luis Zubeldía?

Gabriel Heinze

En la jornada de ayer, Vélez Sarsfield derrotó a Lanús por la ida de los octavos de final de la Copa Superliga. En condición de visitante, el conjunto de Liniers se impuso por 2 a 1 gracias a los goles de Gastón Giménez y Thiago Almada, mientras que Pedro De La Vega puso el empate transitorio para el Granate.

Pese a que el partido fue muy interesante, todo quedó manchado por la polémica situación que tuvo a los DT’s de ambos equipos como protagonistas. Es que, cuando el delantero del Fortín, Leandro Fernández, estaba caído en el piso tras una falta, Luis Zubeldía ingresó al campo para insultarlo.

A raíz de ello, Gabriel Heinze, director técnico de Vélez, hizo lo propio para defender a su pupilo. Hubo empujones e incluso los futbolistas tuvieron que separar a los entrenadores. Como consecuencia, el árbitro del cotejo optó por expulsar tanto al Gringo como a Zubeldía.

Al finalizar el encuentro, Heinze atendió a los medios y profundizó acerca del lamentable hecho. «El árbitro sabe muy bien lo que pasó, no hay que darle más vueltas. Somos dos entrenadores con temperamentos fuertes y yo hay cosas que no acepto, como la falta de respeto. Por eso fui a defender a mi jugador. Hay cosas que tengo que cambiar, pero me sale de adentro por mi carácter”, afirmó el exjugador.

Gabriel mantuvo la misma línea y recordó un episodio similar que vivió con el timonel de Lanús en el pasado. «Ya pasé un episodio así y me quedo mal porque tendría que haber entendido cuál era la situación. Me pasó exactamente lo mismo que hoy y volví a caer. Eso es lo no me lo perdono». Fue en el Torneo Inicial 2012, cuando el Gringo todavía estaba en actividad.

Leandro Fernández, quien fue insultado por Zubeldía, también habló con la prensa y declaró: «¡Me vino a putear! No sé qué le pasa. Me vino a putear, saltaron todos mis compañeros a defenderme y lo echaron».

Consultado acerca de los dichos del director técnico del Granate, el ex Independiente de Avellaneda reconoció: «La concha de tu madre, algo así me dijo. Capaz que se equivocó, no sé. El partido se desvirtuó un poco porque se habló de más. Pero nosotros no nos desesperamos nunca más allá de la expulsión y del penal. Seguimos intentanto y encontramos la ventaja. Ahora hay que descansar y trabajar en la semana para la vuelta».