Boca y su maldición en la Supercopa

Boca se medirá con Rosario Central esta noche desde las 21.10 por la Supercopa. El Xeneize tiene la posibilidad de volver a conseguir un título luego de lo que fue la dolorosa derrota con River Plate en la final de la Copa Libertadores de América. Sin embargo, la Supercopa Argentina no es un torneo que le sienta bien al Club de la Ribera.

Es que el Xeneize es uno de los clubes que más veces la jugó, esta noche se convertirá en el único equipo que la disputó cuatro veces, y nunca la pudo ganar. Anteriormente el Xeneize jugó este certamen en tres oportunidades y no se pudo quedar con el trofeo en ninguna ocasión, algo que intentará romper hoy.

La primera edición de este certamen donde se miden el campeón de la Copa Argentina y el de la Superliga, se jugó en 2012. El 7 de noviembre de ese año Boca y Arsenal se midieron en este innovador torneo que en ese entonces daba un cupo para la Copa Sudamericana, que todavía se disputaba en el segundo semestre del año.

El Xeneize no pudo con el Arse que paradójicamente era dirigido por Gustavo Alfaro. Fue empate 0-0 en los 90 minutos reglamentarios disputados en estadio Bicentenario de San Fernando del Valle de Catamarca, escenario que actualmente está abandonado por serias fallas estructurales. En los penales se impuso el conjunto de Sarandí por 4-3 y se quedó con el título.

La Supercopa 2015 se disputó en Febrero de 2016. En esta oportunidad quienes se vieron las caras fueron Boca y San Lorenzo. El Xeneize se quedó con el campeonato y la Copa Argentina en 2015, por lo que el Ciclón, que fue subcampeón en el torneo local, se enfrentó con Boca en la final. Fue triunfo del Cuervo con un contundente 4-0 que provocó la salida de Rodolfo Arruabarrena del banco de suplentes.

Dos años después, Boca jugaría la final más recordada de este joven torneo. El Club de la Ribera se midió con River en el Malvinas Argentinas de Mendoza. El Xeneize llegaba por haberse consagrado en el campeonato que finalizó en 2017 y el Millonario por haber ganado la Copa Argentina de ese mismo año.

El elenco de Núñez se quedó con el triunfo por 2-0 y otra vez le arruinó la consagración en la Supercopa al Club de la Ribera. Esta noche, ante un Central que no llega de la mejor forma, el  equipo de Gustavo Alfaro tendrá la posibilidad de romper esta maldición en su cuarta final.