Cristiano Ronaldo mostró su lado más íntimo

Fuente: Twitter Juventus

A base de títulos, goles y récords, Cristiano Ronaldo escribió su nombre en los libros de historia del Real Madrid. El portugués supo ganarse un lugar como uno de los mejores futbolistas que vistieron la camiseta de la Casa Blanca, pese a que el club es una de las instituciones más importantes del mundo.

En una entrevista con ICON, revista del periódico El País, el luso profundizó sobre su vida, como también habló acerca de su presente en la Juventus de Turín, donde ya levantó su primer trofeo: la Serie A, superando a sus perseguidores por más de veinte puntos de diferencia.

Sus primeros testimonios hicieron referencia a la presión que sufre día a día: «No te voy a negar que a veces me fastidia y cansa porque parece que todos los años debes probar que eres muy bueno. Es difícil. Tienes lo que tienes por contar con esa presión adicional de tener que demostrar algo a la gente, no solo por ti. También a la gente que está alrededor. Tu familia, tu madre, tu hijo. ‘Cris, tienes que ganar mañana’. Eso te hace más activo. Siempre tienes que entrenar, pero llega un momento en que dices: ‘Mira, déjame'».

En cuanto adaptación en la Vecchia Signora, el atacante fue contundente. «Debes ser humilde, aprender que no lo sabes todo. Si eres listo, captas cositas que te hacen mejorar como atleta. En la Juve me adapté perfectamente. Vieron que no soy un vendehumo. Es Cristiano y es lo que es porque se cuida. Una cosa es hablar y otra, hacer. ¿Por qué gané cinco balones de oro y cinco champions?», comentó.

Luego, el delantero de 34 años habló sobre su relación con los españoles. «Me trataron bien. Quería darles unos puestos de trabajo, independientemente de tener los problemas que he tenido con Hacienda, porque eso no lo puedo olvidar ni esconder, mi vida es un libro abierto», aseguró.

CR7 mantuvo la misma línea y agregó: «Yo voy con la cabeza erguida, sé que la gente me quiere, sabe que yo he dado mucho al club y este también me ha dado mucho. Por la calle me dicen: ‘Cris, vuelve a casa, esta casa es siempre tuya’. Me gusta escuchar eso».

Para finalizar, Ronaldo se mostró molesto con sus detractores. «La gente siempre está juzgando: ‘Está acabado ya. Tiene 33, 34 o 35 años, ya lo debería dejar’. Y tú quieres sorprender a la gente: aquí sigue el bicho. Me ven como una persona que nunca puede tener un problema, nunca puede estar triste, nunca puede tener preocupaciones. La gente identifica el no tener problemas, el éxito, con el dinero. ¿Cómo puede estar triste o tener un bajón Cristiano si tiene millones?», sentenció.