“Mi viejo era hincha de Boca, esta alegría es para él”

Esteban-Andrada

Esteban Andrada llegó a Boca en julio de 2018. Rápidamente el arquero se ganó un lugar en la consideración de Guillermo Barros Schelotto y se convirtió en el golero titular del Xeneize. A casi un año de su arribo a la institución de la Ribera, el arquero consiguió conquistar su primer título con la camiseta de Boca.

Luego de la consagración, el futbolista del Xeneize se lo dedicó a su papá quien falleció cuando Andrada era un adolescente. “Mi viejo era hincha de Boca fanático y la verdad que cuando atajé y Cali (Izquierdoz) convirtió fue una alegría inmensa porque cada vez que salgo a la cancha miro hacia el cielo porque sé que me está mirando y él está orgulloso de uno. Esta alegría es para él, que está arriba, y para toda mi familia”, comentó en dialogo con Diario Los Andes.

El arquero reveló que estuvo acompañado por su familia en la final ante Central. “Fue toda mi familia en una combi a visitarme al hotel y luego fueron para el estadio. Fue algo muy lindo porque todo lo que estoy viviendo con esta camiseta para mí es extraordinario”, remarcó el guardameta mendocino.

“Uno siempre sueña con jugar en un equipo grande y salir campeón es lo mejor que le puede pasar”, añadió. “Ojalá este sea el primer paso de todo lo que viene y quiero agredecerle a mis hijos que todas las mañanas me brindan una sonrisa y cuando me voy a dormir. Y también, dedicárselo a mi señora que es la número uno porque está siempre en todos los detalles y no me puedo quejar”, sostuvo.

Por otro lado, Andrada recordó un momento crucial en su vida que lo llevó hasta esta consagración. “Justamente cuando falleció mi viejo, yo quería dejar todo y ayudarla a mi mamá porque por ahí no nos alcanzaba para comer y tenía que ir a trabajar pero ella me obligó a seguir”, confesó el futbolista surgido en Lanús.

“La mitad de lo que ganaba se lo daba a ella y la otra mitad lo trataba de disfrutar porque cosechar era un sacrificio enorme y a veces me daba mis gustos”, añadió el futbolista que cosechaba uva durante su adolescencia. “Igual, más que ir a comprar una gaseosa no podíamos, pero estoy muy agradecido a todo eso”, declaró.

Por último, se mostró emocionado por consagrarse en su lugar natal. “Es algo muy lindo salir campeón en mi provincia y con todo el apoyo de mi familia. Salir campeón con esta camiseta para mí es algo único. Ojalá sea el principio de todo lo que viene”, concluyó Andrada.