La dura confesión de Paolo Guerrero: “Tuve depresión”

Paolo Guerrero es una de las figuras del fútbol sudamericano. El delantero peruano se convirtió en uno de los delanteros más importantes del continente vistiendo la camiseta del Flamengo. Actualmente juega en el Inter de Porto Alegre donde solo hace algunas semanas pudo hacer su debut oficial.

Es que Paolo estuvo suspendido durante casi todo un año por doping positivo. En una entrevista con el programa Esporte Espectacular, el futbolista peruano revivió los duros momentos que atravesó por esta sanción. “No quería volver a todo eso que viví porque fue un momento muy difícil, muy triste. Tuve depresión. No quería salir de mi casa, me quedé en Perú todo ese tiempo», afirmó.

Guerrero reveló cómo hizo para superar este duro momento. «Soy un jugador con 35 años, soy, sobre todo, un jugador de 35 años que tiene que aprender a lidiar consigo mismo. Y fue la fuerza de voluntad que tuve, pensar que nada puede afectarme, que tenía que luchar por mi inocencia. Fui inocente y no podía caer, porque vería a mis padres tristes», comentó.

Por otro lado, el atacante peruano reveló que no se sintió parte de la Copa del Mundo disputada por su país luego de 36 años de ausencia en este tipo de competencias. «Tuve un castigo que fue muy injusto.Me quitaron de la Copa, porque para mí, no jugué la Copa. No jugué porque con diez días de preparación yo entrenaba solo en un parque. Los jugadores europeos llegaron con 70 partidos, yo llegaba con tres», remarcó.

Paolo también habló de su relación con Ricardo Gareca. El entrenador argentino del seleccionado peruano, que se convirtió en una de las personas más queridas por los fanáticos de ese país, mantuvo algunas reuniones con el delantero de cara a lo que será la Copa América de Brasil durante este año.

«El profesor Gareca vino aquí a hablar conmigo. Le dije, profesor, usted tiene la decisión”, confesó. “Él vino a hablar conmigo para ver lo que quería, si quería más tiempo con mi equipo o me estaba sintiendo bien como para tener una secuencia de partidos. Quien convoca es usted, yo no puedo tomar una decisión por usted. Si me llama o no es una decisión suya», afirmó.

Por último, apuntó contra la Federación Peruana de Fútbol. “Tienen que envolverse más por el jugador, tener una preocupación mayor, porque por mí no la tuvieron», concluyó Guerrero que de a poco vuelve a ganar ritmo en el Inter de Porto Alegre.