«Ha sido una semana de milagros»

Jurgen Klopp

Liverpool vive momentos de pura algarabía. El conjunto británico estaba virtualmente eliminado de la Champions League pero consiguió remontar un 0-3 en contra en la serie y se metió en la gran final del certamen continental. Por eso, ahora irá en busca de la Premier League que se definirá este domingo.

El elenco comandado por Jurgen Klopp se enfrentará con el Wolverhampton esperando que Manchester City tropiece ante Brighton. Un empate o una derrota del equipo de Guardiola le darán la chance al Liverpool de quedarse con el título si es que puede derrotar a los Wolves.

Por este motivo, aprovechando lo sucedido en la semana en la Champions League, Klopp palpitó la definición por la Premier. «Ha sido una semana de milagros y el domingo forma parte de esta semana”,  comentó el entrenador alemán que estará buscando el título de liga con el Liverpool, algo que se le niega desde 1990.

«Hasta que el Brighton no gane 3-0 en el 85’ no se puede celebrar nada», bromeó el entrenador haciendo hincapié en el rival del City. «El Wolves llega con ambición. Tiene un equipo sensacional y Nuno ha hecho un trabajo fantástico», aseguró Klopp sobre su rival en el último partido de la Premier League.

El técnico alemán también hizo referencia a lo sucedido ante Barcelona y a la posibilidad de que esto relaje a sus dirigidos. «El grupo está acostumbrado a ganar y a perder, a gestionar este tipo de escenarios. Es difícil borrar la sonrisa tras lo ocurrido pero no vamos a perder la concentración», destacó.

Klopp también destacó lo hecho por Tottenham. «Fue uno de los grandes momentos de la historia del fútbol, no únicamente del Liverpool. Muchos esperaban que la final fuera City-Barça y tanto el Tottenham como nosotros nos ganamos el pase por el deseo que mostramos», comentó el técnico.

Por último, criticó a la UEFA por la sede de la final de Europa League. «Madrid es caro, muy caro, pero es un buen lugar. ¿Pero Bakú? No sé qué desayunan cuando deciden este tipo de ciudades. Kiev también es bonita, pero todos se tienen que preparar para un gran desplazamiento. Simpatizo con los problemas que tiene la gente. Se tendrían que acordar precios razonables», argumentó.