Rodrygo palpitó su arribo al Real Madrid

Fuente: Twitter Santos.

Restan algunos meses para que Rodrygo Silva de Goes deje al Santos de Brasil para unirse al Real Madrid. El joven brasileño de 18 años fue contratado por el Merengue para reforzar el ataque del conjunto que comanda Zinedine Zidane. En una entrevista con el periódico Marca, el extremo profundizó acerca de su estilo de juego.

En primer lugar, el jugador caracterizó su forma de ser. «Rodrygo es un chico joven, muy alegre, con ganas de vencer en la vida y con la camiseta del Real Madrid, que es un sueño que tenía desde que era niño. Veía lo que hacía el Real Madrid y soñaba con vestir esa camiseta», manifestó.

Posteriormente, el oriundo de Osasco resaltó su disciplina. «Siempre hay que estar concentrado, pensar bien lo que hay que hacer y lo que no puedes hacer. Procuro estar pendiente de lo que estoy haciendo en cada momento. Ahora estoy en Santos y procuro estar concentrado y tener la cabeza en su sitio, pensando en el equipo. Y en el Real Madrid será de la misma forma. Que nadie piense lo contrario», comentó.

Rodrygo mantuvo la misma línea y sumó: «Tengo un gran espíritu para el trabajo. Siempre fue así. Toda mi vida la llevo dedicándola al fútbol. Me gusta jugar por las bandas. También me gusta jugar por el centro, como el profesor prefiera en cada momento. Lo importante es jugar, pero lo mío es la banda. Lo mío es jugar arriba, cerca del área contraria, llevando peligro, mirando la portería e intentando marcar goles».

En tanto, el protagonista se deshizo en elogios al hablar del Real Madrid. «Es el mejor club del mundo, el más grande. Por eso, en cuanto el Real Madrid se interesó en mi fichaje, no lo pensé ni un solo segundo, dejé de escuchar a cualquier otro equipo. Todo lo que rodea este equipo es bueno. Lo tuve claro desde el primer momento», resaltó.

Asimismo, el extremo hizo hincapié en que siempre siguió al Merengue: «Aquí en Brasil eres de tu equipo y todos tenemos un equipo en Europa, al que sigues y animas. Y el mío era el Real. No esperaba jugar tan pronto en Europa. Lo mío era un sueño, un deseo eso de jugar en el Madrid como el de cualquier niño que juega al fútbol, pero se ha cumplido muy pronto y estoy preparado».

Por último, el futbolista del Santos palpitó su arribo a la Casa Blanca. «Al Real Madrid llega un chico con unas ganas tremendas de vencer, que es lo que ha hecho el Real Madrid en toda su historia. Voy a dar todo por esa camiseta del Real Madrid. Cumplo mi sueño y no voy a defraudar. Espero poder dar muchas alegrías a la afición del Real Madrid. Voy a trabajar duro por ello», cerró.