Alexander Zverev: «No tengo ganas de jugar al tenis»

Fuente: ATP World Tour.

Alexander Zverev fue uno de los tenistas más destacados de 2018. El germano mostró un nivel notable durante toda la temporada, al punto de culminar la misma levantando el trofeo de las ATP World Tour Finals. Sin embargo, durante esta nueva etapa del circuito, Sascha no logra desempeñarse de la forma en la que él quiere hacerlo.

Tras caer en la segunda ronda del ATP Masters 1000 de Roma frente al local Matteo Berrettini por 7-5 y 7-5, el oriundo de Hamburgo brindó una conferencia de prensa en la que se sinceró y se refirió a sus malas actuaciones recientes.

«Estoy decepcionado por el nivel que estoy mostrando últimamente. Hoy no he estado acertado en ningún momento del partido y mi rival ha sido muy superior a mí. También las condiciones climatológicas han afectado mucho a mi tenis. Con viento en pista, soy el peor jugador top ten que hay en la historia», comenzó diciendo el protagonista.

Luego, el tenista de 20 años hizo hincapié en que no ve progreso en su forma de jugar. «Mi actitud en la pista también ha sido muy mala. Prácticamente he ido andando, como si estuviese muerto. Jugando así no puedo conseguir ganar un partido de estas características. Hoy no merecí vencer. Si ayer dije que en Madrid había dado un paso adelante en mi tenis, hoy sin duda he dado dos hacia atrás», sostuvo.

Asimismo, Alexander reconoció públicamente que no tiene ganas de jugar al tenis. «Esta situación me está pasando factura. Si soy honesto con ustedes, ahora mismo no tengo ganas de agarrar una raqueta en los próximos días. No tengo ganas de jugar al tenis en estos momentos y esta situación nunca antes la había vivido», contó.

No obstante, Sascha resaltó que Roland Garros puede ser un punto de inflexión en su temporada: «En el tenis las cosas cambian de un día para otro. A lo mejor llega Roland Garros y consigo ganarlo. No estoy pensando en París en estos momentos, ahora simplemente estoy decepcionado por la imagen que he mostrado en pista».

Por último, Zverev criticó a su equipo de trabajo argumentando que no lo ha acompañado como debería. «Cuando estamos jugando en un torneo tan importante como es un Masters 1000, todo mi equipo tiene que estar a mi alrededor. Quiero hablar con algunas personas para que este tipo de cosas no vuelvan a suceder nunca más», concluyó.