Alex Rins tuvo un gran gesto cuando terminó la carrera de MotoGP

El campeonato Mundial de MotoGP pasó por el mítico trazado francés de Le Mans. El viernes comenzó la actividad en pista con la primera sesión de entrenamientos. Lamentablemente un hecho ajeno a lo deportivo enlutó el fin de semana. Durante el desarrollo de esta sesión, falleció un comisario de pista producto de un infarto que terminó con la vida de Jean-Paul Plée.

Este fanático francés de 58 años tuvo un infarto en el momento que se encontraba desarrollando su trabajo en uno de los sectores del circuito de Le Mans. Los servicios de rescate actuaron rápidamente y trasladaron a Plée al centro de salud del circuito y a pesar de los grandes esfuerzos realizados por los médicos de la categoría Jean-Paul falleció.

La actividad continuó con cierta normalidad a pesar del profundo dolor de toda la categoría que sintió profundamente el fallecimiento de este comisario de pista. Al finalizar la competencia Alex Rins, piloto de Suzuki, detuvo su marcha mientras transitaba por el sector del circuito donde trabajaba Plée y le entregó su casco a los compañeros de Jean-Paul.

El piloto nacido en Barcelona hace 24 años decidió rendirle homenaje a este comisario entregándole su casco a sus compañeros para que estos le entreguen su casco a la familia del desaparecido comisario de pista. Los cuales se comprometieron a cumplir con este pedido.

Muchas veces hay carreras que se corren fuera de una pista. La victoria no llega con la bandera a cuadros y la gloria no significa haber ganado competencias. Muchas veces los triunfos llegan con estos detalles que van más allá de todos esfuerzo y tecnología. Alex Rins ganó una gran carrera en Le Mans, la carrera de la vida.