Rossi se impuso en «El Villicum» volviendo al triunfo en el Súper TC2000

La tercera final de la temporada del Súper TC2000 comenzó muy accidentada. Cuando el semáforo se puso en verde, el Toyota de Rossi salió despedido para la primera curva mientras atrás el Chevrolet de Agustín Canapino quedó parado en la largada al igual que el campeón Facundo Ardusso con su Renault Fluence producto de un problema técnico.

Atrás avanzaron los Fiat de Werner y Yanantuonni quienes no pudieron esquivar al campeón y golpearon al Renault fuertemente provocando la suspensión inmediata de la competencia. Ninguno de los tres involucrados en el golpe tuvieron algún inconveniente físico, los protagonistas se bajaron por sus propios medios de sus unidades que quedaron muy dañadas en la recta principal.

Luego de acondicionar nuevamente el sector de largada, la competencia se puso en marcha nuevamente con un sistema de largada diferente. La carrera se ponía en marcha con los autos en movimiento y en fila india. Ahí los dos Toyotas, el de Matías Rossi líder y Julián Santero, en las dos primeras posiciones marcando el ritmo apenas apareció la bandera verde.

Los punteros se alejaron mostrando la firmeza de las dos unidades de equipo Toyota Gazoo Racing. A partir de la tranquilidad que daba la diferencia a favor, comenzó una lucha entre los compañeros de equipo. Rossi adelante se mostraba algo más dubitativo que Santero quien en más de una oportunidad amenazó la posición del líder atacando en los frenajes.

El planteo que propuso el equipo de origen japones fue claro. Había que marcar una diferencia para no poner en riesgo el triunfo, a partir de ahí los dos autos mostraron una gran paridad. Matías Rossi debía ser el dominador quien marcaba el ritmo con Santero siguiendo muy cerca con el permiso de aprovechar cualquier chance de superación.

El equipo Renault puso a Matías Milla en la tercera posición con Leonel Pernía, líder del campeonato detrás luego de una intensa lucha con Facundo Chapur con el Citroën que debió desistir de la competencia por problemas en un neumático. Milla se adueñó del tercer puesto y esperó una posible orden por parte del equipo para resolver con Pernía quién es compañero de equipo y puntero del certamen.

Al final la bandera sentenció el regreso de Matías Rossi al triunfo luego de diez meses de sequías. Justamente en San Juan el ex campeón había logrado su último triunfo pero en «El Zonda», ahora escribió su nombre ganador en «El Villicum» cerrando un excelente 1-2 para Toyota con Julián Santero segundo y Matías Milla en la tercera posición subiendo por primera vez al podio.