Equipos descendidos que jugaron la Libertadores

Foto: Twitter oficial de Tigre (@catigreoficial).

En caso de que Boca Juniors supere a Argentinos Juniors esta tarde, Tigre se clasificará de forma automática a la próxima Copa Libertadores 2020 a pesar de haber descendido en el campeonato regular. Será el primero de Argentina en poder participar jugando en la segunda división.

Lo que ha conquistado Tigre con su gran rendimiento desde que Néstor «Pipo» Gorosito asumió. Porque no solamente descendió a la Primera B Nacional de forma digna, en donde desplegó un gran nivel de juego que casi le permite salvarse en lo que podía haber sido una remontada épica. Sino que también mantuvo su gran nivel para la Copa de la Superliga y ya es finalista de dicha competición.

En caso de ganar la final, el domingo 2 de junio en el Estadio Mario Alberto Kempes, ante Argentinos Juniors. O que en todo caso, Boca Juniors logre la clasificación a la finalísima, eso lo haría jugar la Copa Libertadores sin necesidad de ganar el último juego, ya que el «Xeneize» ya se clasificó por medio de la Superliga. Tales casos harán un hecho inédito en la historia del fútbol argentino, porque nunca un equipo de segunda división disputó dicho certamen. Aunque será el sexto en lograrlo a nivel sudamérica.

El primer antecedente es el equipo brasilero Criciuma, campeón de la Copa de Brasil 1991 jugando la Serie B, y disputó la Libertadores 1992. Dentro del mismo, pasó como líder del Grupo B junto con Sao Paulo y Bolivar (Bol). Pero su sueño se terminó en cuartos de final, el mejor resultado de los ejemplos a mencionar, cuando cayó 1-0 en el Morumbí ante justamente el «Tricolor Paulista» e igualó como local 1-1 saliendo desfavorecido en el resultado acumulado.

Otro conjunto carioca, en este caso el Santo André. Tras obtener la Copa de Brasil 2004, pudo llegar a la Libertadores 2005, donde caería por fase grupos por detrás de los clasificados Palmeiras y Cerro Porteño. Jorge Wilstermann rompió la racha de brasileros para sumar a Bolivia en tal gesta. Los promedios lo hicieron descender en 2010, a pesar de ganar el Apertura, aunque no lo privó de participar en la Copa. Fue último del Grupo F, por debajo de los clasificados Chiapas e Internacional de Porto Alegre.

El cuarto antecedente también es obtenido por un conjunto brasileño. Palmeiras había descendido por segunda vez en su historia en 2012, pero ese mismo año con Luis Felipe Scolari en la banca, quien actualmente ocupa el cargo de director técnico, obtuvieron la Copa de Brasil. En su participacion dentro de la Libertadores 2013, se clasificó a octavos como líder de Tigre. Pero en octavos de final, cayó 2-1 ante Tijuana en el Pacaembú y, como había igualado sin goles en México, quedó afuera en dicha instancia.

Por último, Santiago Wanderers generó la primer presencia chilena en la Libertadores tras haber descendido a la segunda categoría. En este caso, obtuvo la Copa de Chile 2017 y jugó la edición del año pasado del certamen internacional. Sin embargo, no pudo llegar a fase de grupos ya que fue eliminado en la última ronda previa ante Independiente Santa Fe de Colombia.