Mauricio Pochettino lamenta lo ocurrido en el Wanda Metropolitano

Fuente: Twitter oficial de UEFA Champions League.

El director técnico del Tottenham Hotspur habló con la prensa luego de la derrota de 2 a 0 ante Liverpool, por la final de la Champions League, en el estadio del Atlético de Madrid.

El entrenador argentino llegó a este duelo con la enorme ilusión de llevar a los «Spurs» a lo más alto de Europa. Lo cierto es que un penal para los «reds» ocurrido a los veinte segundos de iniciado el juego, cambió todas las cartas y los planes para el juego. Mohamed Salah lo cambió por gol y su equipo prácticamente empezaba el encuentro con un tanto en contra.

Aquella mano de Sissoko, luego del intento de centro de Mané, fue la que condicionó al equipo de Mauricio, ya que fue muy duro necesitar un gol para empatar el partido desde el arranque. Todos aquellos planes o estrategias desaparecieron al instante cuando el arbitro pitó penal.

«Perder una final nunca es bonito. Estábamos con la motivación y las ganas de hacer un buen partido y sobre todo ganar. El penal en el inicio ha distorsionado los planes. Fue un golpe duro, difícil de asimilar», explicó el entrenador que ha llevado su nombre a quedar en la historia grande de Tottenham.

«Ahora que ya perdimos hay que pensar en positivo y construir el futuro. La victoria se empieza a construir hoy, con todo este dolor. Lo cierto es que tuvimos chances y posesión a lo largo del juego, pero todo se va a la basura porque las finales se ganan o se pierden y a nosotros nos tocó perder», comentó el DT.

Luego de ello, Pochettino continuó dialogando sobre aquel penal que condicionó la disputa por el título a los veinte segundos del primer tiempo, lo que dejó prácticamente sin chances de pensar en una victoria a los suyos, y dijo: «Hacer un penal a los 20 segundos es un impacto psicológico muy grande».

«Les hemos quitado a los árbitros la capacidad de interpretación, el jugador nunca hace nada por tocar el balón con la mano, es verdad que no se puede ir con la mano arriba, pero se puede cobrar o no», comentó «Poch» con respecto a la decisión final del juez de campo, en combinación y con ayuda del VAR.

Para cerrar, destacó la gran actuación del equipo dentro del campo y la entrega de sus jugadores, diciendo: «Hemos tenido muchas chances, generado el doble de ocasiones, tuvimos el sesenta y cinco por ciento de la posesión, pero todo se va a la basura. Mis jugadores dieron todo y con eso es lo que me quedo. El fútbol es así en detalle y las finales se ganan, y hoy nos ha tocado la de plata».