El gesto de Cristiano Ronaldo con un simpatizante

Foto: Twitter oficial de Cristiano Ronaldo (@Ronaldo).

Antes de disputar la final de la UEFA Nations League ante Holanda, Cristiano Ronaldo hizo detener el micro, en el cual viajaba junto a sus compañeros de Portugal, para tener un gesto solidario con un niño de 11 años.

Era el momento de pura concentración, en un micro que manejaba silencio por lo que significaba el viaje hacia las cercanías al Estadio Do Dragao de Porto. Cristiano Ronaldo hizo frenar la marcha del mismo para concederle un sueño a un pequeño simpatizante suyo. El niño de 11 años padece de la enfermedad de leucemia y con su cartel que decía «Cristiano, dame un abrazo», atrajo al jugador luso.

No solamente hizo frenar la marcha del bus para darle un abrazo al niño. Sino también para subirlo al micro y que conozca a sus compañeros de Selección. Eduardo Moreira es el nombre del pequeño soñador. Él, junto a su padre como acompañante, se permitió soñar despierto en un pequeño pero valioso mimo para lo que el joven debe atravesar.

No es la primera vez que el portugués es elogiado por actos extrafutbolísticos. Cuando transitaba el Mundial de Rusia 2018, él se encontraba subiéndose al micro que lo trasladaría posteriormente junto con el resto del plantel portugués. Un pequeño hincha se acercó junto con su madre para solamente poder recibir un abrazo y una foto. Y así fue, CR7 paró su marcha, abrazó al chico, se sacó foto con él antes de partir.

Otro fue un poco más adelante y sobre el terreno de juego. Fue el 23 de octubre del año pasado cuando su Juventus se enfrentaba a Manchester United, su ex equipo, en la UEFA Champions League. Posteriormente a haber concluído con lo que fue triunfo de la «Vecchia Signora», un hincha de los «Red Devils» invadió el campo para ir en búsqueda del jugador luso, quien se marchaba lentamente de su ex casa el Old Trafford.

El operativo de seguridad había detenido al hombre en cuestión como indica el protocolo. Sin embargo, el cinco veces elegido como mejor jugador del mundo, agarró el celular del simpatizante, pidió a los hombres de seguridad que lo dejen un segundo juntos para así poder lograr una «Selfie» soñada.