Inglaterra se quedó con el tercer puesto ante Suiza

Fuente: Twitter oficial de Inglaterra.

El seleccionado inglés, dirigido por Gareth Southgate, quedó dentro del podio de la Liga de Naciones, luego de empatar 0 a 0 en los ciento veinte minutos de juego.

En la previa de este encuentro parecía que se vería un gran y entretenido partido, pero realmente no fue así. Poca dinámica en el juego y ninguno de los dos intentó hacerle mucho daño al rival, lo que cerró con un resultado justo. Ambos arcos en cero y al alargue, donde tampoco pudieron hacer mucho.

El primer tiempo no tuvo muchas emociones. Más que algún intento por parte de ambos no se vio. La velocidad del juego era lenta y no disparaban muchas veces al arco contrario. Los arqueros tuvieron que intervenir en pocas ocasiones, pero lo hicieron muy bien cuando debieron estar frente a la pelota.

La parte complementaria fue prácticamente igual que los primeros cuarenta y cinco minutos. Buenos desbordes de Alexander Arnold para Inglaterra y buenos movimientos con el balón para Xhaka era todo lo que se podía apreciar hasta el momento. Sterling no tuvo un gran partido, al igual que Harry Kane y Shaquiri, en el lado de Suiza.

La historia parecía que cambiaría faltando poco más de veinte minutos, cuando Dele Alli estrellaba un cabezazo contra el travesaño y en el rebote aparecía Callum Wilson para guardar la pelota en el fondo del arco. Luego del festejo, el árbitro revisó la jugada con el VAR y determinó que existió una falta previa, por lo que se anuló el gol.

Luego, en el alargue, tampoco cambió nada. Muy pocas ocasiones creadas para ambos lados, pero con algo más de entusiasmo para el equipo inglés. Los británicos intentaron al menos asustar al portero Sommer, que reaccionó de excelente manera las pocas veces que tuvo que hacerlo y dejó su arco en cero.

Después de cerrar los dos tiempos suplementarios con el mismo tanteador, debieron ir a los tiros desde los doce pasos. Los primeros diez pateados fueron perfectos y ninguno yerró a los tres palos blancos. Uno pateado mejor que el anterior y realmente cambiaban la imagen aburrida del juego.

Los mismos finalizaron 6 a 5, con Jordan Pickford como figura. El portero del Everton pateó el quinto penal para los suyos y lo hizo perfectamente, clavando un gran zurdazo cruzado. Después de ello, culminó con la novela al atajarle enormemente el tiro a Josip Drmic, cerrando el encuentro y dejando a Inglaterra con el tercer puesto.