La consagración de doblistas en Roland Garros

Foto: Twitter oficial de Roland Garros (@rolandgarros).

Por el lado masculino los campeones fueron los alemanes Kevin Krawietz y Andreas Mies tras vencer a los franceses Jérémy Chardy y Fabrice Martin. Mientras que en las mujeres, la húngara Tímea Bados y la gala Kristina Mladenovic se impusieron ante las chinas Zheng Saisai y Yingying Duan.

Se terminó el Roland Garros, ha pasado una nueva edición del segundo Grand Slam del año calendario. En lo que respecta al rango individual, en los varones ganó por 12º vez Rafael Nadal, el dueño del torneo y la superficie de polvo de ladrillo. Por las mujeres, Ashleigh Barty fue la mejor juvenil ante Markéta Vondrousova para que una australiana levante la corona después de 46 años.

En el plano de dobles, primero fueron los hombres quienes definieron a su nuevo campeón. Fueron los alemanes Kevin Krawietz junto con Andreas Mies, los que superaron a los franceses Jérémy Chardy y Fabrice Martin por 6-2 y 7-6 en un total de una hora y 25 minutos de partido. Segundo título para ambos en lo que va de su carrera como pareja. La última vez fue en febrero de este año, cuando ganaron el ATP 250 de Nueva York.

Tímea Babos y Kristina Mladenovic, las campeonas femeninas. Foto: Twitter oficial de WTA (@WTA).

Cabe resaltar que la pareja de alemanes debieron dejar en el camino a un total de 6 rivales para poder llegar a lo más alto. Dentro de los mismos, se encontraron los argentinos Diego Schwartzman y Guido Pella, a quienes superaron por 7-5 y 6-3 en la ronda de semifinales. Antes de los reciente mencionados, supieron vencer a uno de los defensores del trofeo: Nicolás Mahut, quien no contó con la presencia de su compatriota Pierre-Hugues Herbert. Fue suplantado por el austríaco Jurgen Melzer.

Mientras que en el plano femenino, las número 4 y 5 respectivamente en el ranking de dobles, la húngara Tímea Bados y la gala Kristina Mladenovic, no tuvieron ningún tipo de inconveniente en ganarles a las chinas Zheng Saisai y Yingying Duan por 6-2 y 6-3. Un juego que contó con una duración total de una hora y 10 minutos afrontados en el Philippe Chatrier.

No solamente el segundo trofeo para ambas como compañeras de equipo, sino que sumaron otro Grand Slam. El año pasado, en lo que fue el Australian Open, habían vencido a las rusas Ekaterina Makarova y Elena Vesnina por 6-4 y 6-3. Y ambas habían alcanzado a ser finalistas en Wimbledon 2014, cuando cayeron ante las italiana Sara Errani y Roberta Vinci por 6-1 y 6-3.

Con este resultado, ambas escalarán al primer puesto del ranking femenino. Desplazarán las checas Katerina Siniakova y Barbora Krejcikova, las cuales se despidieron en primera ronda en lo que fue la fallida defensa de su título. Perdieron ante la ucraniana Nadia Kichenok y la norteamericana Abigail Spears por 6-2 y 6-4.