Las claves de la victoria de Nadal sobre Thiem

Foto: Twitter oficial de Roland Garros (@rolandgarros).

Rafael Nadal se consagró por 12º vez en el Roland Garros, Grand Slam que encabeza la lista de los más favoritos de su carrera. En frente, contó con un Dominic Thiem que apenas pudo asustarlo en el segundo set.

Fue el dominador de principio a fin, en el patio de su casa hizo lo que quiso con su rival. Si bien los primeros dos sets, Dominic Thiem pudo haberlo incomodado con dos break points a su merced, solamente aprovechó uno de ellos. Del lado de enfrente, el mallorquín pudo quedarse con el servicio de su rival en dos oportunidades. 6-3 para empezar a marcar el rumbo con lo destacado que ha sido, entre tantos, su golpe de revés cruzado.

En la siguiente manga, lo que habían sido números muy bajos en el primer o segundo saque de parte de Thiem, terminaron incrementándose en una parte segura del austriaco que pudo defender a rajatabla su servicio. Rafa apenas llegó al plano del 5-5, en este caso 6-5 a favor de su rival, tuvo su único momento de distracción. Cedió 5 puntos cuando era su servicio y así pudo igualar los tantos el número 4 del mundo.

Lo que parecía un golpe psicológico para el «rey del polvo de ladrillo», terminó siendo apenas un rasguño de rápida cicatrización. Tenis premium a toda máquina de un Nadal que precisó de 24 minutos y 24 puntos anotados para adueñarse del tercer set por 6-1. Increíble nivel demostrado por un tenista que demostró frialdad cuando parecía desconectado por apenas unos instantes.

Para el cuarto, nuevamente estuvo errático Thiem con casi 14 errores no forzados. Y sin haber cometido doble faltas, su promedio de puntos en su primer y segundo saque apenas alcanzó los 46% y 37%. 70% y 42% para el español, que con el último número mencionado obtuvo su menor porcentaje del partido. Nuevamente impuso poderío moviéndose rápido y resistiendo como un joven de 20 años pese a sus 33. Nuevo título para Nadal, el dueño de la arcilla.

Su tenis ocasionó impresiones sobre muchos periodistas, colegas tenistas suyos y hasta deportistas de otras disciplinas. Diego Schwartzman, argentino, publicó en su cuenta de Twitter: «Cada partido que juega Rafael Nadal, se aprende algo nuevo. El mejor competidor de la historia (para mí)». También hubo reacción de parte de la Waterpolista madrileña, Jennifer Pareja, quien escribió: «Lo de Nadal hace tiempo que no tiene calificativos. Lo mejor de todo es que nos sigue dejando a todos sin palabras #ThiemNadal 🎾 Somos afortunados #leyendaNadal».