Ancelotti quiere a un viejo conocido

Napoli planea armar un equipo con jugadores que brinden un salto de calidad, para satisfacer las peticiones de Carlo Ancelotti y los elegidos son James Rodríguez e Hirving Lozano. Sin embargo, las operaciones no serían tan sencillas, ya que el club italiano en principio no está dispuesto a hacer una erogación millonaria por ambos jugadores.

La lucha por el Calcio parece algo muy difícil para los competidores de Juventus, que lleva ganadas ocho ligas consecutivas. En los últimos años, Napoli se erigió como el competidor más firme, aunque no pudo quedarse con el título al final de la temporada. Es por eso que Carlo Ancelotti quiere reforzar el equipo con refuerzos top para pelear por el campeonato.

El primer nombre que surge es el de James Rodríguez. El colombiano, que está a días de debutar en la Copa América, es del gusto del técnico italiano, y el jugador tiene interés en volver estar bajo las ordenes del entrenador que lo tuvo en su paso por Real Madrid. Además, el conjunto merengue no contará con el atacante, por lo que están dispuestos a negociar.

View this post on Instagram

🇨🇴

A post shared by James Rodríguez (@jamesrodriguez10) on

La otra figura que añora Carlo es Hirving Lozano. El mexicano, de gran nivel en el PSV de Holanda, es la gran obsesión del técnico napolitano e insiste constantemente por él. Sin embargo, ambas operaciones tienen sus complicaciones, por lo que no se avizora una definición a la brevedad.

En primer lugar, Napoli no posee dinero para afrontar grandes gastos, y tampoco tienen la intención de vender a sus máximas figuras. Es por eso que planean negociar a los jugadores de menor relevancia para hacer caja. En el caso de James, otra traba es el salario del cafetero, que cobra siete millones de euros en el Madrid, algo imposible de afrontar para los napolitanos.

View this post on Instagram

Good team vamos 👍🏻💥🏎🚀

A post shared by Ro Loz (@hirvinglozano) on

En cuanto a Chucky Lozano, las negociaciones con PSV son muy difíciles, ya que el club Holandés no quiere menos de 40 millones por su gran figura. Es por eso que la dirigencia napolitana le pidió al agente del jugador que interceda para obtener un mejor precio. Por el momento, no hay acuerdo por ningún nombre en un mercado que recién comienza y que será muy largo.