Banega cerca de Boca

El volante es uno de los deseos del presidente Xeneize, Daniel Angelici, para reforzar el equipo de cara a los octavos de final de la Copa Libertadores, donde se enfrentará a Atlético Paranaense. En principio, el jugador dio el visto bueno para regresar a la Argentina y ahora comenzarán las negociaciones entre las instituciones para llevar a cabo el pase.

Boca tiene la obsesión de ganar la Copa Libertadores, la cual no consigue desde el año 2007. Desde la llegada de Daniel Angelici a la conducción del club de la ribera, el equipo llegó a dos finales, en el año 2012 y en el 2018, sin lograr levantar la copa una vez finalizada la competencia. Es por eso, que en los últimos seis meses de su gestión, planea armar un dream team para lograr el objetivo.

Tal parece que el primero en sumarse será Éver Banega, viejo conocido del club, que hizo su debut en el Xeneize en el 2007. Su gran nivel le valió el traspaso al fútbol europeo, donde consiguió una Copa del Rey con Valencia y dos Europa League con Sevilla. Además tuvo pasos por Atlético Madrid e Inter de Milán.

Lo que parecía algo difícil, ya que en principio el jugador no tenía la intención de volver al país, finalmente terminó siendo una respuesta positiva por parte de Banega a Boca para que se inicien negociaciones con Sevilla y llegar a un acuerdo económico por el pase del jugador que a fin de mes cumplirá 31 años.

El resto de las negociaciones del Xeneize parecen mas complicadas. Eduardo Salvio expresó su deseo de continuar en Europa. «Ya declaré que quiero seguir en Benfica muchos años, la gente sabe el amor que le tengo al club. Mi objetivo es jugar la Champions, no voy a cambiar de opinión en un mes», declaró con contundencia.

Por otra parte, Daniele De Rossi, símbolo del fútbol italiano, es el sueño de Guillermo Burdisso, mánager del club de la ribera. El mediocampista está analizando la propuesta y responderá su decisión en las próximas horas, aunque a priori su llegada parece complicada por la negativa de la familia de instalarse en Argentina.

Por último, Maximiliano Meza, ex Independiente y actual jugador de Rayados de Monterrey, es una de las prioridades, aunque su llegada es muy complicada, ya que los directivos no quieren negociar al atacante, y sólo se irá si pagan la cláusula de rescisión, que ronda los 17 millones de dólares.