Se retira Tony Parker

El basquetbolista francés anunció su retiro a los 37 años y luego de disputar 18 temporadas en la NBA, donde consiguió cuatro anillos con San Antonio Spurs, formando un tridente histórico con Emanuel Ginóbilli y Tim Duncan en la era dorada del conjunto de Texas. El último año, el base se desempeñó en Charlotte Hornets.

Llegó a la NBA en el año 2001, siendo el elegido número 28 del draft. A partir de ese momento, el francés sería parte de la época dorada de San Antonio Spurs, que incluiría cuatro anillos en los años 2003, 2005, 2007 y 2014, formando parte del llamado Big Three junto con Tim Duncan y Emanuel Ginóbilli.

Luego de 18 años en la franquicia texana, el base buscó un nuevo desafío y se fue a Charlotte Hornets, donde ya no tenía la explosividad que lo caracterizaba, convirtiéndose en un jugador mas cerebral. La temporada le dejó buenos números, con un promedio de 9,5 puntos y 3,7 asistencias en una media de 17,9 minutos por encuentro.

En la selección de Francia, es considerado el mejor jugador de la historia, no sólo por su nivel, sino por las estadísticas defendiendo la camiseta de su país. Ganó cuatro medallas con los galos, todas ellas en el Eurobasket, dónde obtuvo dos medallas de bronce, en las ediciones 2005 y 2015, una de plata en 2011 y una dorada en 2013.

Parker tenía la intención de jugar 20 temporadas en San Antonio, algo que sólo han logrado Kobe Bryant y Drik Nowitzki como únicos jugadores en una sola franquicia. Sin embargo, finalizada su temporada 17 con los Spurs, decidió irse a los Hornets para volver a sentirse importante, ya que sus minutos a las ordenes de Popovich eran cada vez mas acotados.

Pese a haber comenzado de buena manera en la franquicia perteneciente a Michael Jordan, el francés finalizó la temporada sin haber disputado un solo minuto en los últimos 13 encuentros de la temporada. «Quería jugar 20 temporadas y todavía creo que puedo hacerlo. Tuve una buena temporada con los Hornets y tenía salud, pero ahora ya no veo ninguna razón para jugar 20 temporadas», aseguró el base.

Finalmente, Tony Parker dijo adiós, tras un paso realmente exitoso por el basquetball mundial. «Muchas cosas diferentes me han llevado a tomar esta decisión. Pero al final del día pensé que si ya no puedo ser Tony Parker y no puedo competir por ganar un campeonato, ya no quiero jugar al baloncesto», sentenció el galo.