Klay Thompson: «Con Durant somos uno de los mejores equipos de la historia»

El quinto juego de las finales de la NBA dejó un sabor agridulce para Golden State Warriors. La victoria frente a Toronto Raptors por 106-105 llevó la serie al sexto juego y los de Oackland quedaron con vida, con un parcial de 3-2 en contra. Sin embargo, el triunfo se vio opacado por la nueva lesión de Kevin Durant, que no jugará los encuentros que quedan.

El momento en que Durant quedó tirado en el piso tomándose el gemelo de la pierna derecha era algo que nadie quería ver, y para peor se confirmó que el jugador sufrió una lesión en el tendón de Aquiles. El jugador había llegado con dificultades físicas al partido. «Tenía autorización para jugar esta noche, fue una decisión consensuada. No creo que haya nadie a quien culpar», aseguró Bob Myers, presidente de operaciones de los Warriors.

Dentro de la afición de Golden State surgieron cuestionamientos hacia el jugador, alegando que no quería jugar. «La gente que ha cuestionado que quisiese jugar estaba equivocada. No sabremos el tiempo que estará fuera», afirmó Myers.

Klay Thompson, figura de la victoria de Golden State, sólo tuvo palabras halagadoras para su compañero de equipo. «Miren lo que ha hecho ante Toronto. Se ha jugado su salud por nosotros. Ha sido muy duro verlo salir de la cancha así, lo vamos a echar mucho de menos pero estoy seguro que volverá más fuerte que nunca», sentenció el escolta.

Además salió al cruce frente a los dichos de quienes afirman que sin Durant el equipo juega mejor. «Estamos hablando del MVP de las dos últimas Finales de la NBA. Todas esas tonterías que se han hablado sobre que somos mejores sin él son una locura. Con Kevin nos hemos convertido en uno de los mejores equipos de baloncesto de la historia».

Kawhi Leonard, figura de Toronto, también se mostró muy afligido por la dolencia de su rival. «Espero que se recupere y que esté bien mentalmente durante todo el proceso de rehabilitación. Nadie debería pasar por eso», dijo en conferencia de prensa.

Mas allá de la baja de Durant, Golden State debe levantarse tanto anímicamente como en su nivel de juego, ya que debe levantar una serie en la que se encuentran abajo por 3-2, y que deben ganar en su casa si quieren mantener con vida la chance de pelear por el anillo y llevar la definición a un séptimo juego en Canadá.