Girona quiere quedarse en primera

Semanas atrás, España se vio sacudida por una investigación policial en la que se desbarató una presunta red que arreglaba partidos en primera y segunda división para lograr ganancias económicas en apuestas deportivas. A causa de ésto, Girona pide un fallo histórico.

El supuesto amaño del encuentro entre Valladolid y Valencia por la última jornada de La Liga ha hecho que Girona quiera defender sus intereses y por eso ha solicitado que se abra un expediente al comité de competición. De confirmarse el arreglo, el conjunto blanquivioleta recibiría la quita de seis puntos y por eso, los albirrojos permanecerían en primera división.

Es por ese motivo que hasta que se resuelva la situación el club catalán solicita una liga de 21 equipos de forma excepcional. Para eso, dirigentes del club se hicieron presentes en el Juzgado número 5, en Huesca, para solicitar la apertura de un expediente al Comité de Competición de la Federación Española.

«La Federación Española de Fútbol y la Liga de Fútbol Profesional tienen que actuar y ser muy diligentes en esta situación. Siempre han dicho que no aceptarían ningún tipo de influencia. Sería complicado comenzar otra liga con esta situación.» dijo el presidente de la entidad, Delfí Geli.

Por su parte, el propietario de Girona, Pere Guardiola, también se expresó al respecto. «Hasta el final haremos todos los pasos que sean necesarios para defender los intereses del club, de los aficionados y de la competición», sentenció el hermano del técnico de Manchester City.

En caso que la federación no tome ninguna medida al respecto, desde Girona planean iniciar acciones legales para reclamar un resarcimiento económico por los daños sufridos por la institución. El importe solicitado llegaría hasta los 40 millones de euros, que sería el impacto negativo en las arcas del club por el descenso.