LeBron James podría no seguir en Los Ángeles Lakers

Fuente: Twitter oficial de Los Ángeles Lakers.

El conjunto angelino no atraviesa un gran presente y ha tenido varias salidas de grandes jugadores en las últimas semanas, y la superestrella estadounidense sería otro de los grandes nombres que dejaría la institución.

Magic Johnson y Luke Walton son bajas en el equipo y no estarán para la próxima temporada, en donde todavía no encuentran un técnico que los entrene. Ha caído mucho el nombre del cuatro norteamericano y ya se ha revelado una información de un supuesto caótico manejo de la franquicia.

Se rumorea también que James pediría su traspaso y salida de Los Ángeles para seguir su carrera en otro elenco. Es por ello, sumado a todas las circunstancias nombradas anteriormente, que los Lakers se ven en una situación bastante complicada de cara al próximo semestre.

«Hasta algunos veteranos se vieron afectados. No puedo decir un nombre, pero recuerdo que este jugador y yo estábamos en el banquillo durante un partido. Él estaba maldiciendo y criticando esta situación durante el partido», declaró Rajon Rondo, uno de los jugadores más experimentados del equipo angelino.

«Como veteranos, nosotros tenemos que avanzar y no centrarnos en lo que los jóvenes están centrados. Era de locos ver a un veterano angustiado por esto», continuó comentando el Rondo, quien se sintió afectado por las declaraciones de la prensa norteamericana al decir que LeBron tendría pensado salir del club.

En relación a las sensaciones que causaría una salida de James de Los Ángeles, Rajón explicó: «Para los jóvenes de nuestro equipo, LeBron era su jugador favorito mientras crecían. Todos tenían sus zapatillas, su camiseta. Tu eres el mayor fan en el mundo. Es como si estuvieras jugando con Michael Jordan y en el momento en el que lo consigues, es como si tu madre o tu padre, o alguien a quien admiras no te quiera».

Bill Plaschke, periodista de renombre en el mundo de la NBA, fue quien informó y contó lo necesario sobre la posible salida de LeBron al decir: «Por primera vez escuche que si no consiguen fichar a nadie LeBron va a pedir salir o que le dejen marcharse. Me lo dijo una fuente muy cercana».

Para no continuar en Los Lakers y cambiar de rumbos, James tiene que conseguir a alguien que pague los casi ciento dieciocho millones de dólares que debe cobrar en las próximas tres temporadas, sumado al valor de mercado que tenga él. Por lo tanto, es una traba bastante grande para cualquiera que sueñe con tenerlo en la plantilla.