Hazard: «Era mi sueño desde pequeño»

Luego de meses de trasfondo y negociaciones por lo bajo, finalmente Eden Hazard se puso la camiseta blanca y es nueva figura de Real Madrid, y se suma a las contrataciones del delantero serbio, Luka Jovic, y el lateral izquierdo francés Ferland Mendy (operación que se cerró en el día de ayer).

Ya se hablaba hace meses que Hazard dejaría Londres para mudarse a Madrid. Sin embargo, el primer indicio por parte del jugador fue luego de la final de la Europa League, donde Chelsea se impuso a Arsenal por 4-1, con dos goles del Belga, siendo elegido mejor jugador del encuentro.

«Creo que es un adiós, es momento de un nuevo reto», decía el atacante sobre el campo de juego. Luego se explayó un poco más. «El único objetivo en mi mente era ganar esta final. Ya tomé mi decisión y ahora estoy esperando a ambos clubes. Mi sueño era jugar en la Premier League y lo he hecho para uno de los clubes más grandes, así que quizás ahora sea el momento de un nuevo desafío».

Finalmente el día llegó. Hazard llegó al Santiago Bernabéu, que lució sus tribunas llenas con alrededor de 50 mil personas ansiosas por ver a su nueva figura. El primer paso fue el apretón de manos entre el jugador y Florentino Pérez, presidente del club, y posteriormente la firma del contrato que lo vinculará a la casa blanca por cinco temporadas.

Luego se sacaron la típica foto en el salón de trofeos, dónde el belga mostró la camiseta con su nombre estampado, aunque sin número, por lo que aún se desconoce que dorsal usará pese a que ya había salido a la venta remeras con el mítico siete que dejó Cristiano Ronaldo tras su partida a la Juventus de Italia.

«Hola a todos» fueron las primeras palabras en español del belga en el palco de honor, aunque luego continuó hablando en francés, alegando que aún no conoce bien el idioma. «Tengo muchas ganas de empezar a jugar con el Real Madrid y ganar muchos títulos, era mi sueño desde pequeño y ahora ya estoy aquí, sólo quiero disfrutar de este momento», sentenció.

El último paso fue vestirse de jugador y salir ante la afición madridista, que hizo una larga fila para recibirlo con los brazos abiertos. «Hala Madrid», fue el grito de Hazard para que toda la gente los aplauda de pie. Tanto la dirigencia, como los hinchas y el mismo jugador tienen la ilusión de que su paso por Real Madrid marque una época.