Inter quiere poder ofensivo

Luego de una temporada satisfactoria para el equipo italiano, pretenden un mega equipo para afrontar la próxima temporada. La cuarta posición en la tabla del Calcio le permitió acceder a la Champions League, repitiendo su participación de la temporada pasada. No obstante, su floja actuación dentro del torneo continental hace que deban realizar un salto de calidad.

El primer paso fue la contratación de Antonio Conte como nuevo director técnico de la institución, en reemplazo de Luciano Spalletti. El ex técnico de la selección italiana llega con grandes pergaminos, habiendo logrado títulos en Juventus y Chelsea. Ahora en su llegada al neroazzurro quiere formar un equipo con gran poder ofensivo para pelear tanto en el Calcio como en Europa.

En primer lugar se debe definir el futuro de Mauro Icardi. El argentino viene de una mala temporada, con conflictos con la dirigencia que lo tuvieron más de un mes sin jugar debido a discusiones por la renovación del contrato del jugador. Es por eso que su futuro parece más afuera que dentro del club milanés.

Teniendo en cuenta ésto, Conte ya pidió delanteros para que ocupen su posición y le den a Inter poder de gol. El primer nombre que entregó fue el de Romelu Lukaku, figura de la selección de Bélgica, aunque las negociaciones no parecen sencillas. Manchester United ha solicitado 80 millones de Euros por su pase, algo que los italianos no están dispuestos a pagar.

Los neroazurros han puesto sobre la mesa el nombre de Ivan Perisic para poner como moneda de cambio, aunque el nombre no convenció a los ingleses. El nombre que podría destrabar la negociación es el del mismísimo Icardi, que es del agrado de Manchester. El problema es que parece que el argentino no quiere abandonar el fútbol italiano.

El segundo nombre que surgió es el de Edin Dzeko, de gran nivel en la Roma. Los de la capital están dispuestos a negociar al bosnio, aunque quieren incluir en la operación al joven Sebastiano Esposito, una de las joyas de la cantera neroazzurra, y los dirigentes del Inter no están tan convencidos de negociar al juvenil.

Por último, el gran deseo de Conte es sumar a Paulo Dybala como gran figura del equipo. Para eso Inter también ofrece a Icardi como moneda de cambio para realizar un trueque entre los futbolistas argentinos. El fichaje no sería para nada fácil, ya que el cordobés no está tan convencido de mudarse al club milanés, y además compiten con Bayern Munich, que también desea contar con los servicios del 10 de la Juventus.