Alavés suma un argentino mientras espera por otro

Foto: Twitter oficial de Deportivo Alavés (@Alaves).

El mercado del lado del Deportivo Alavés inició con la búsqueda de un jugador de nacionalidad Argentina como Ángel González, volante derecho de Godoy Cruz, pero de manera oficial terminó llevándose a un delantero argentino. Se trata de Ramón Mierez, de último paso por el fútbol croata y cuyo pase pertenecía a Tigre, quien llega para ocupar un lugar diesmado como la delantera.

Como lo estableció su comunicado oficial: «El Deportivo Alavés continúa sentando sus bases para la nueva temporada 19/20. Para ello la delantera del Club cuenta con un nuevo refuerzo, Ramón Miérez, que llega procedente del Club Atlético Tigre. El nuevo jugador alavesista ha firmado por cuatro temporadas».

«Ramón Nazareno Miérez (Resistencia, Provincia de Salta, Argentina 13/05/1997) es un delantero que desembarca en Vitoria procedente del Club Atlético Tigre y que jugó en calidad de cedido en el NK Istra croata la pasada temporada. El ariete argentino ha podido disputar esta campaña un total de 23 partidos en los que ha llegado a anotar 10 goles, siendo parte importante del ataque».

La negociación le dejará a la institución de Victoria un total de € 1.150.000 brutos para el club, de los cuales ya fueron abonados € 550.000. Restan cobrar 2 cuotas de € 300.000, cada una con vencimientos el 31 de julio y 31 de octubre próximos. Cabe resaltar que Mierez no vivió el campeonato que provocó la condena de Tigre a la Primera B Nacional, y a su vez, la obtención de su primer título oficial de su historia: La Copa de la Superliga Argentina.

Por otra parte, sigue la negociación por Ángel González, el veloz volante por derecha de Godoy Cruz. Justamente quien se encargó de prestar su declaración fue el mismo jugador. «Ojalá pueda jugar en el Alavés, es el deseo personal, de poder jugar en este conjunto». Y también agregó: «A la negociación lo están manejando mis agentes y yo esperando que se resuelva el pase».

Tuvo referencias de parte de un compañero de su equipo, Hernán Bernardello, quien estuvo 6 meses jugando en el albiazul de la ciudad de Vitoria. «Tito me habló muy bien de Alavés. Tiene muy buena estructura, es un club en crecimiento y lo está demostrando en los partidos de la liga». Y presentó sus credenciales: «Me gusta llegar al área para poder definir. Antes era un volante, pero con la experiencia y la posición, ahora llegó más al campo rival».

Las diferencias son netamente económicas y es por ello que el pase no se termina de resolver. Desde la dirigencia «Tomba», aseguran que pretenden dos millones y medio de euros limpios para poder desprenderse del jugador. Sin embargo, los españoles parecen mantener su postura de comprarlo por 2 millones.