Barty es la nueva número 1

La australiana Ashleigh Barty se consagró el pasado fin de semana en el abierto de Birmingham y además de quedarse con el título, consiguió ascender a la cima del ranking WTA para ser, por primera vez en su carrera, número uno del mundo, destronando a la japonesa Naomi Osaka. Es la tercera jugadora de su país en llegar a lo más alto de la tabla.

El césped inglés fue el escenario para que la tenista australiana venciera a la alemana Julia Goerges por 6-3 y 7-5 y lograra quedarse con el título. Sumado a la reciente victoria en Roland Garros, donde venció a Markéta Vondroušová, le permitió llegar a la suma de 6,540 para llegar a lo más alto del ranking, dejando atrás a Osaka con 6,377.

«Siempre sueñas con ser número uno, pero que se convierta en una realidad es increíble y no es algo que estuviera en mi mente. Estaba apuntando a estar entre las 10 mejores este año. Es un honor estar en esta posición, que en el pasado ocuparon grandes leyendas de este deporte a las que respeto y admiro», aseguró la jugadora una vez finalizado el encuentro.

La australiana tenía una promisoria carrera, habiendo demostrado buen nivel en su etapa de junior, y hacía sus primeras armas como profesional. Sin embargo, a los 18 años decidió retirarse porque se sentía saturada. Jugó un año al cricket y tomó la decisión de volver a la actividad. Hace tres años, a principios de 2016, se ubicaba afuera del top 600 del ranking WTA.

Tras regresar al circuito comenzó un ascenso meteórico, superándose año a año, y obteniendo buenos resultados en las temporadas 2017 y 2018. Éste año comenzó el mejor año de su carrera. Se consagró en Miami y llegó a cuartos de final de Madrid. Su máximo hito fue la obtención de Roland Garros y el abierto de Birmingham le permitió igualar a Margaret Court y Evonne Goolagong como las australianas en llegar a lo más alto del ranking.

«Esta temporada, y en especial las últimas semanas, han sido un torbellino. Ha sido un viaje increíble para mí y mi equipo. Hemos trabajado mucho para llegar hasta acá. Comenzamos desde cero, sin ranking, y estar en este lugar ahora es un logro inmenso», dijo emocionada la australiana luego obtener su título en el certamen de inglaterra.