Jornada movida en las Grandes Ligas

Albert Pujols y Yadier Molina intercambiaron camisetas al finalizar el juego. Foto: MLB.com.

Las temporada regular llega al 50% de los juegos disputados y la pelea por la postemporada empieza a calentarse, con equipos que tienen un camino claro y otros que necesitarán mejorar antes de la fecha límite de cambios. Son éstos los duelos que pesan al final de la zafra cuando se está buscando una clasificación. En esta jornada hubo actuaciones muy destacadas y momentos que quedarán en la memoria de los amantes de este deporte.

Empezamos con el puertorriqueño, Javier Báez, quien llegó a los 100 jonrones de por vida. Fue un tablazo de 3 carreras en el octavo inning para darle la ventaja a su equipo y completar la remontada ante los Mets de Nueva York, quienes atraviesan un momento terrible, que además se han replegado dentro del clubhouse. «Esto es muy emocionante, pensé que esto iba a llegar más tarde para mi». Comentó el campocorto de la «Isla del encanto».

Por el lado de los neoyorquinos, lo malo fue al finalizar el partido. Después de la derrota, el mánager, Mickey Callaway, dio su habitual rueda de prensa y al terminarla, el reportero del diario Newsday, Tim B. Healey, le dijo: «Nos vemos mañana». cosa que molestó al dirigente de los metropolitanos, pues pensó que fue en tono de sarcasmo. «No trates de ser un sabiondo, no necesitamos esa clase de mi****» y de acuerdo con el resto de los periodistas, Callaway le pidió de forma grosera que retiraran a Healey del lugar. A raíz de eso, Jason Vargas, lanzador zurdo, se le quedó viendo al escritor en cuestión y lo amenazó con darle unos golpes, «voy a noquearte al carajo». y se le acercó retándolo, hasta que fue separado por Noah Syndergaard y Carlos Gómez.

En la Costa Oeste, los Dodgers de Los Ángeles continúan con su paso histórico y en camino a quitarse la espina de las dos derrotas consecutivas en Serie Mundial. Barrieron a sus rivales de división, Rockies de Colorado, con tres cuadrangulares para dejarlos en el terreno. Lo curioso de esto es que todos fueron por jugadores novatos. Matt Beatty lo hizo la noche del viernes, seguido por Álex Verdugo el sábado y finalmente el debutante, Will Smith, lo hizo en el tercer compromiso. Algo que ocurre por primera vez en la era moderna (Desde 1900).

En la «Ciudad del Amor Fraternal» los Marlins de Miami pasaron la escoba con los Phillies, en una serie que puede ser el punto de quiebre para los «quáqueros». El conjunto liderado por el mánager, Don Mattingly, se mantiene en el último puesto del Este, pero dejando marca de 20 y 15 desde el 17 de mayo. Jordan Yamamoto consiguió su tercer triunfo en las mayores y es apenas el segundo abridor de la historia con 3 victorias en sus primeras 3 aperturas permitiendo menos de 7 imparables. Fue la primera barrida de «los peces» en Philadelphia desde agosto de 2009.

Los Astros de Houston rescataron uno ante los Yankees de Nueva York en el Bronx luego de haber caído en los dos primeros enfrentamientos. José Altuve abrió la pizarra con un vuelacerca y luego Tyler White la abrió por completo con un Grand Slam ante J.A. Happ. Justin Verlander permitió 3 anotaciones y abanicó a 9 bateadores en 7 entradas de labor, apúntandose su décimo triunfo de la campaña, perfilándose por ahora para otro premio Cy Young.

Por último, el momento más emotivo del día fue en el Busch Stadium, donde Albert Pujols tomó su último turno en la ciudad que lo convirtió en uno de los mejores toleteros de todos los tiempos. El dominicano jugó por más de una década con el uniforme de los Cardenales antes de irse a California para vestir la camiseta de los Angelinos. El dominicano fue ovacionado en cada una de sus apariciones en el plato y aplaudido por todos los integrantes de los Cardenales, pero especialmente por Yadier Molina, su compañero por muchos años. «La Máquina» y «El Marciano» intercambiaron sus «jerseys» en el home plate después del encuentro.