Milán organiza los Juegos Olímpicos de invierno en 2026

Italia logró su mayor deseo, dentro de siete años serán los anfitriones de las Olimpiadas. El Comité Olímpico Internacional (COI) ha decidido esta tarde en Lausana (Suiza) que la candidatura de Milán-Cortina d’Ampezzo será el encargado para tan importante evento. Luego de dos años de preparación, los italianos han logrado trasladar las miradas del mundo hacia su territorio.

La otras ciudades retiraron su postulación, ayer sólo quedaban dos candidaturas para competir por los juegos del 2026; la italiana y Estocolmo-Are (Suecia). Antes de la decisión final, la sensación en Italia era que tenían muchas posibilidades de conseguir el premio, pero que todo se iba a decidir en los últimos minutos. Con el consenso popular y las garantía económicas, Italia puede ser un gran anfitrión para la cita invernal.

Con esta edición, será la tercera vez que la ceremonia olímpica de invierno se dispute en este país europa. La primera fue en Cortina, en 1956, y la segunda en el 2006 en Turín. El presidente del COI, Thomas Bach, habló ante el público luego de que se conociera el ganador. «Felicitaciones a Milán-Cortina. Podemos esperar unos Juegos Olímpicos de Invierno sobresalientes y sostenibles en un país con mucha tradición de deportes de invierno», expresó.

Además, habló de las oportunidades que puede ofrecer Italia. «La pasión y el conocimiento de los aficionados italianos, junto con los experimentados operadores que gestionan las estaciones, crearán el ambiente perfecto para los mejores atletas del mundo. Los Juegos Olímpicos de Invierno Milán-Cortina 2026 se desarrollarán en lugares emblemáticos, combinando las atracciones de una moderna metrópolis europea con un entorno alpino clásico», agregó.

El ministro del Interior italiano, Matteo Salvini, celebró la decisión. «Día histórico y victoria de todos los italianos. Demostraremos al mundo nuestras capacidades. Lástima por quienes se retiraron y por los que no tuvieron confianza. Ganan Italia y el futuro del deporte. Gracias a los que han creído en nosotros desde el comienzo, sobre todo en los ayuntamientos y en las regiones; y lástima por los que renunciaron», anunció.

Por otro lado. también mencionó el impacto económico que traerá el festejo de este evento, que se celebrará en febrero de 2026. «Habrá al menos 5.000 millones de valor adjunto, 20.000 puestos de trabajo, además de muchas carreteras e instalaciones deportivas nuevas. Con los Juegos Olímpicos confirmaremos al mundo nuestras excelencias y nuestras capacidades», afirmó