Rodrigo De Paul en la mira de todos

El volante argentino es una de las grandes revelaciones de la Copa América, mostrando gran dinamismo, solidaridad en defensa y conexión en el ataque de la selección albiceleste. Hoy se sitúa como uno de los favoritos del público y una pieza inamovible de Lionel Scaloni en su once inicial. Su nivel lo ha puesto en el radar de equipos de la liga italiana y el fútbol español.

Actualmente es uno de los jugadores más importantes del Udinese. El joven es una figura inamovible e incluso uno de los capitanes del equipo. Con su nivel mostrado en la Selección Argentina ha llamado la atención de varios equipos, y desde la dirigencia bianconeri están a la expectativa de que lleguen ofertas en las próximas horas para quedarse con el volante.

Napoli es uno de los equipos interesados en el jugador. Con el objetivo de reforzarse para luchar por la Serie A y hacer un buen papel en la Champions League, el conjunto del sur de Italia posó sus ojos en el argentino. El jugador puede desempeñarse por ambas bandas como extremo, y ser parte del mediocampo tanto por los costados como por el centro de la cancha.

En una situación muy similar está el Inter de Milán, que también disputará en la próxima temporada el máximo torneo europeo y desea contar con los servicios del argentino. Fiorentina se suma a la lista de interesados, que en la temporada pasada tuvo nivel muy flojo. Germán Pezzella y Giovanni Simeone son parte del conjunto violeta, y le harían muy fácil la adaptación al atacante.

Sevilla, con la vuelta de Monchi a la comisión deportiva, se mostró interesado por De Paul para integrar el plantel rojiblanco, que disputará la próxima Europa League. Porto tambíen se suma a la lista, aunque la liga portuguesa no sería muy atractiva para el jugador. Sin embargo, la posibilidad de jugar la Champions y un salario importante sería su método de seducción.

El argentino llegó a consolidarse en Europa en su llegada a Udinese. Su primer club en el viejo continente fue Valencia, que lo adquirió desde Racing a cambio de 4,7 millones de euros y recomendado por Fabián Ayala. Sin embargo, nunca pudo afianzarse en el conjunto che, que lo había cedido a préstamo al fútbol argentino por seis meses para que retornara a su nivel.

En el fútbol italiano se encontró con su mejor versión y la Selección Argentina lo revalorizó. Udinese adquirió su ficha en 3 millones de euros y actualmente tiene una cláusula de 35 millones. Hay varios interesados en pagar la cláusula, por lo que al club italiano le salió un gran negocio. Por su parte, el jugador está enfocado en la Copa América y cuando finalice la competencia analizará su futuro.