Un exfinalista del Mundial 2010 fue arrestado en Holanda

Fuente: Twitter oficial de Selección de Holanda.

El fútbol no tiene siempre buenas noticias y esta no será la excepción. Un jugador de la Selección holandesa en la final de la Copa del Mundo de Sudáfrica fue detenido por la policía, después de estar ebrio sobre el capot de un automóvil. Los dueños del carro decidieron filmar a este personaje y llamaron para que interviniera la policía en la situación. La seguridad nacional llegó y arrestó a este gran jugador.

Wesley Sneijder es el autor de este suceso negativo. El escándalo surgió debido al gran estado de ebriedad en el que se encontraba el neerlandés, lo que se puede apreciar de una excelente manera en el video tomado por las víctimas. En la grabación se observa al futbolista sobre el capot de un coche, posando y haciendo otros movimientos que no tendrían sentido en una situación normal.

Según cuentan medios neerlandeses, el auto pertenecía a una pareja de tercera edad, los cuales emitieron quejas por daños que les causó el jugador a su vehículo. Las autoridades policiales se acercaron a la zona de inmediato, después del llamado telefónico, para concretar el arresto del hombre de treinta y cinco años. Las demás personas que lo vieron, sumado a las víctimas, identificaron al autor de inmediato y las imágenes no tardaron en difundirse a través de las redes sociales.

El mal rato vivido sucedió cerca de las cuatro de la mañana en Balderic Straat, Utrecht. La pareja escuchó demasiados ruidos en la calle frente a su casa, por lo que decidieron ver por la ventana. Cuando lograron identificar lo que estaba pasando fuera de su domicilio, llamaron a la policía y filmaron todo lo que ocurría hasta que la fuerza de seguridad llegó al lugar para constatar el arresto.

«La mitad del barrio se sorprendió por los ruidos fuertes. Mi esposo y yo también colgábamos por la ventana para ver qué pasaba. Vimos a alguien en un coche. Un hombre, no lo reconocí. Muchos policías se acercaron a ellos, incluso trajeron un perro. Eso no fue un arresto fácil, no les pareció amistoso. El coche tiene diez años. Pero para nosotros es muy valioso», fueron las palabras de la dueña del automóvil.

«Escuchamos que tanto él como su administración negaron haber hecho esto. Eso nos hace enojar ahora. Realmente está bien estar borracho, pero no debes molestar a los demás con eso. Debes mantenerte alejado de las cosas de otras personas. ¿No podría haberse disculpado o incluso traer unas flores?», comentó la mujer de manera muy ofuscada por la reacción del Wesley Sneijder luego de los hechos.

Más allá de todo lo sucedido, el jugador quedó libre después de pagar tres mil euros por los daños ocasionados al coche. Luego de que se supiera cómo finalizó este suceso, la pareja se mostró muy enojada con la fuerza policial y más con el exfutbolista, quien aseguran no ha aparecido siquiera a pedir disculpas. Realmente un hecho lamentable, más cuando se trata de personas de tan alto nivel de exposición.