Tres argentinos en lo más alto de La Liga MX

Fuente: Twitter oficial de La Liga MX.

La entrega de premios a los mejores de la liga mexicana de fútbol se llevó a cabo este sábado y varios argentinos figuran entre ellos. Agustín Marchesín ganó como el mejor portero del torneo. Guido Rodríguez hizo lo mismo como el mejor jugador y Rogelio Funes Mori se llevó el galardón por el mejor gol de la temporada. Impecable lo que han hecho cada uno de ellos en sus respectivos clubes el año pasado.

Sin dudas el mejor premio de la noche se lo llevó el mediocampista que participó de la Copa América con la Selección Argentina. Guido quedó como el MVP del año, ganando el Balón de Oro como el mejor jugador de toda la temporada pasada. Merecido lo tiene gracias a las estadísticas que dictó a lo largo de ella. Gran trabajo fue el que realizó en el Club América, lo que lo dejó en la ‘Albiceleste‘.

El caso de Rodríguez y Marchesín es impresionante, ya que además de estos títulos personales, consiguieron el campeonato mexicano. El Apertura 2018 y la Copa MX quedaron en casa para ellos y fueron premiados con lo mejor para ambos. Ha sido una temporada exquisita para estos jugadores, quienes además estuvieron juntos en el plantel de la celeste y blanca cuando consiguieron el tercer puesto en la Copa.

En la situación del guardameta, Agustín disputó cincuenta y un encuentros y recibió cuarenta y nueve goles en contra. Además de ello, logró mantener su arco en cero en veinticuatro ocasiones, demostrando el motivo por el que merecía este premio más que nadie. El argentino ha estado en el plantel de la Selección desde hace varios años, en Copas del Mundo y América, pero nunca pudo ganarse la titularidad.

El volante ofensivo ha dado de qué hablar a lo largo de toda la temporada, más allá de haber conseguido el mismo galardón en la 2017. Su participación en el club mexicano y los resultados mostrados dentro del campo lo llevaron a ser titular en el primer duelo del certamen sudamericano de naciones. Sin embargo, perdieron contra Colombia y su papel quedó relegado del once titular.

Guido estuvo presente durante sesenta y siete minutos en el primer partido de la fase de grupos. Sin embargo, fue muy transparente en el juego y no convenció a Lionel Scaloni, quien decidió no volver a contar con él para ningún otro partido. El centrocampista no sumó más minutos y se llevó un mal recuerdo a casa, ya que no pudo demostrar las mismas cualidades que lo destacaron durante dos años seguidos en México.

Por último, el delantero mendocino fue quien pudo acertar con el mejor gol de toda la temporada. Recibió un centro desde la derecha, decidió acomodar la pelota con el pecho y mandarla al fondo de la red con una increíble chilena. Su tanto al Santos Laguna fue el que lo dejó en lo más alto del podio. Sin embargo, cayó en el distintivo al mejor delantero del año, André-Pierre Gignac.