Connect with us

Hi, what are you looking for?

Elintra.com.arElintra.com.ar

UFC

La dura opinión de Deiveson Figueiredo sobre el cambio de división de Garbrandt

El retador al título habló sobre el debut del excampeón en la categoría del peso mosca.

Deiveson Figueiredo
banner

El excampeón del peso gallo, Cody Garbrandt, fue objeto de diversas críticas el año pasado cuando decidió pasar a la división del peso mosca. Allí, el peleador sufrió una derrota humillante frente a Kai Kara-France. A raíz de este episodio, el retador al título, Deiveson Figueiredo, se expresó sobre la situación y dijo que «está totalmente en declive».

La derrota que obtuvo en su última pelea sirve al menos para replantearse sus próximos pasos. La división del peso mosca es quizá un tanto distinta a lo que esperaba y, de no acostumbrarse, Garbrandt deberá empezar a pensar en sus próximos pasos. Esto mismo opina Figueiredo, que en diálogo con Trocação Franca dejó su dura opinión sobre «No Love».

«Realmente esperaba más. Se hizo evidente que esta división no es para él. Tiene que permanecer en su clase de peso», aconsejó en primer lugar el brasilero al peleador estadounidense que en algún momento del pasado supo ser campeón del peso gallo. Su debut en la división resultó en una dura derrota por nocaut ante una de las promesas de la categoría.

Sobre el corte de peso del artista marcial, el excampeón opina que esto le quita fuerzas. «Está claro que se debilita, físicamente hablando, bajando de peso. Está totalmente agotado. Debería quedarse en peso gallo o ascender hasta 145. Esta división no es para él», avisó «Deus Da Guerra» a su colega en la entrevista realizada el día de ayer.

No fue menos fuerte al concluir sus palabras y dejó otro consejo más para Garbrandt. «Está totalmente en declive. Dado que es boxeador y le gusta el boxeo, sería bueno para él boxear, para hacer esa transición. Es demasiado joven para pensar en la jubilación. Todavía le queda leña para quemar. En MMA demasiado, pero el peso mosca no es para él. Ese mensaje fue muy claro», cerró Figueiredo.