Connect with us

Hi, what are you looking for?

Elintra.com.arElintra.com.ar

UFC

La confesión de Abdul Razak Alhassan tras su derrota con Joaquin Buckley

El peleador reveló las lesiones que lo afectaron en su último compromiso.

Abdul Razak Alhassan
banner



El último enfrentamiento de Abdul Razak Alhassan no salió como el hubiera deseado, ya que obtuvo una dura derrota por decisión dividida y no logró mantener el buen desempeño que había demostrado en su última actuación. Pero no es todo su culpa, según explicó en las redes sociales, ya que el peleador sufrió una lesión en el campamento que le impidió competir con normalidad.

Las lesiones son un problema común para los artistas marciales, que constantemente se ven obligados a postergar desafíos o incluso cancelarlos. Pero Alhassan no es del tipo de luchadores que suspende eventos. A través de su cuenta personal de Instagram, el oriundo de Ghana reveló que enfrentó a Joaquin Buckley estando lesionado y eso le costó la victoria.

«¡¡Este negocio de la lucha apesta!! ¡No para poner excusas ni quitármelo a mi oponente, este campo de lucha apestaba! ¡Me cortaron justo por encima de mi ojo justo antes del campamento! Tenía ocho puntos de sutura, y el ojo se infectó, por lo que incluso tardó mucho en sanar«, empezó relatando el peleador sobre la situación previa que vivió.

Luego, el competidor habló sobre los problemas que le ocurrieron en el campamento. «¡En medio del campamento me lesioné la espalda y ni siquiera pude levantarme de la cama por todo el campamento! Cuatro semanas antes de la pelea, obtuve COVID, lo que me llevó a la comisión durante casi dos semanas. Semana antes de la pelea me lastimé la mano derecha. El universo me está diciendo que no tome esta lucha», comentó el ghanés.

El peso mediano concluyó sus palabras escribiendo que «como sabes, no hay vuelta atrás en estas cosas, así que fui a por ello. Y no te arrepientas. También se me rompió una costilla en la segunda ronda. Pero realmente desearía haber hecho un poco más. ¡Me encantan mis entrenadores y mi equipo! Me siento tan bendecido de tener gente como ellos a mi alrededor. ¡Volveremos fuertes y acumularemos esas victorias! ¡Créeme! Juro que seré como kakai para ellos. ¡Oirán mi nombre y se esconderán!».