Connect with us

Hi, what are you looking for?

Elintra.com.arElintra.com.ar

Salta

Emocionante: un periodista de Salta se gastó lo poco que tenía para ayudar a un niño vendedor ambulante

Solo le quedaban 200 pesos hasta cobrar la semana que viene.

Salta
Salta
banner

SALTA.- El periodista de Salta, Matías Giliberti, relató una emocionante situación que vivió bajo las intensas lluvias en la ciudad. A través de sus redes, contó que se gastó lo poco que tenía para ayudar a un niño vendedor ambulante. “Eran como las 10 y algo de la mañana. Afuera lloviznaba y hacían unos 8 o 9 grados”, comenzó con el relato.

“De pronto sonó el portero. Era un pibe de unos 12 años. ‘Disculpe, estoy vendiendo barbijos, ¿me quiere colaborar?’ dijo con mucho respeto. Tal vez por el fragor del laburo o por falta de dinero, nadie le compró. Cuando me di cuenta de lo que acababa de suceder, salí disparado de mi silla y me fui a buscar al pibito. Estaba a unas 5 casas”, continuó el periodista de Salta.

En este marco, detalló: “Con el frío que hacía, tenía una campera finita de esas deportivas con el logo del Barcelona y un pantalón de fútbol corto de Boca. Un poco se asustó (creo) cuando le grité ‘ey pibe, vení’. Le pagué y me salió decirle gracias. Ojalá que vendas todo y vuelvas pronto a casa”. Además, indicó que solo le quedaban 200 pesos hasta cobrar la semana que viene.

“Volví a mi escritorio y no pude evitar el nudo en la garganta. Era tan parecido a mi sobrino Valentino, otro tanto me hizo acordar a cuando, en otro momento de la vida, tuve que salir a vender cosas a domicilio para llevar comida a casa. Tenía que escribir notas y solo podía pensar en lo injusta que es la vida a veces, sobre todo con los más chicos”, agregó Giliberti.

Luego, remarcó: “Que valiente es este pibe de salir en esas condiciones a recibir varios ‘no, gracias’ sin perder la sonrisa y el respeto. No, no reivindico el trabajo infantil, porque es una mierda. Los pibes deben estudiar y jugar, no laburar. Pero a veces la realidad los obliga a hacerlo. Ojalá ese chico y todos los demás en esas condiciones puedan construir un futuro más amable”.

La realidad de los más chicos

“Es dura la realidad que enfrentamos los grandes, mucho más la de los más chicos. Lo único que pienso es que ojalá que, si tengo hijos, voy a ocuparme de darles lo necesario para que puedan jugar y estudiar, sin tener que exponerse. Y tratar de que sean buenas personas, sobre todo”, concluyó el periodista refiriéndose a uno de los comentarios a su publicación.

En la historia, Giliberti agregó una imagen con el pack de barbijos que le compró al niño vendedor ambulante, con sus últimos 200 pesos. Ese momento, la provincia de Salta se encontraba bajo intensas lluvias y un frío importante como para estar en la intemperie. En el último tiempo, creció el número de personas buscándose la vida en las calles de la ciudad.