Connect with us

Hi, what are you looking for?

Elintra.com.arElintra.com.ar

Salta

Escándalo en tiempos de Pascuas: denuncian por violento a monseñor Mario Cargnello

Un relato sobre supuestos hechos de violencia de género, dado a la justicia por parte de una monja de las “Carmelitas Descalzas”, causó gran revuelo.

Mario Cargnello
banner

SALTA.- La denuncia, según lo confirmado a este medio, ingresó por la Oficina de Violencia Familiar y de Género del Poder Judicial, siendo remitida de inmediato y bajo reserva al Juzgado de Violencia Familiar y de Género 3, a cargo de la jueza María Carolina Cáceres Moreno. En la causa, se menciona al Arzobispo Mario Cargnello como el principal responsable.

A pesar de las medidas dispuestas para mantener el hermetismo del caso, esta mañana la presencia de un policía en el Convento San Bernardo, sobre calle Caseros y la emisión de notificaciones judiciales, una de ellas dirigida a Cargnello, hicieron detonar todo.

Obviamente, la principal sospecha de la filtración apunta a la policía, hoy más que nunca necesitada de que otro escándalo tape las ropas sucias que salieron a luz a través del fraude millonario con una financiera falsa, caso que dejó mal parado a varios funcionarios del área de Seguridad y ni que hablar de la plana mayor de esa fuerza.

La acusación no es antojadiza, pues los datos que se dieron a conocer son los que se consigna en este tipo de notificaciones judiciales, como el acusado, la víctima y la calificación penal, como así también otros detalles que permiten deducir, a grandes rasgos lo sucedido.

En base a ello, se pudo conocer que la acusación surgió de una denuncia radicada por una monja en las oficinas de la OVIF, en la cual se hizo mención a diversos hechos de violencia, tanto física como verbal y psicológica que habrían sucedido, tanto en el convento como en otras dependencias de la iglesia.

Sin más detalles de lugar y modalidad de los hechos, se dio a conocer que Cargnello es apuntado como el principal responsable, ya sea por connivencia e incluso se sospecha que habría tenido participación en una de las agresiones denunciadas.

Notificaciones

La mención del arzobispo, como era de esperarse, provocó que la noticia corriera como reguero de pólvora, lo cual puso en crisis a la jueza, quien primero busco el silencio como aliado, sin embargo y ante la presión, por la tarde tuvo que confirmar –en off- el proceso penal en curso.

Es que las notificaciones, que llevan el sello y su nombre, la dejaron prácticamente sin excusa ni posibilidades de mirar hacia otro lado, a lo cual se sumó la fluidez del policía designado para hacer custodia en el convento, quien confirmó la razón de su misión en el lugar.

Para que no queden dudas, una de las notificaciones filtradas develó el nombre del arzobispo, quien fue citado por el juzgado para el 3 de mayo próximo a fin de que brinde su versión de los hechos, aunque se desconoce si lo haría en carácter de declaración indagatoria.

Asimismo, se pudo saber que ya se llevan adelante otras diligencias, entre ellas pericias psicológicas y la producción de informes ambientales, los que permitirán conocer con mayor precisión los pormenores de los hechos denunciados.

A todo esto, desde el área de comunicación del Arzobispado no se informó nada ni tampoco se adelantó si habría algún comunicado, no obstante, se conoció que ya estarían en acción algunos abogados de la curia, quienes trabajan a destajo para desechar las acusaciones en contra de la máxima autoridad eclesiástica.