Connect with us

Hi, what are you looking for?

Elintra.com.arElintra.com.ar

UFC

Emoción a flor de piel: Daniel Cormier se confesó tras ingresar en el Salón de la Fama de UFC

El expeleador recibió la noticia con una gran emoción luego de una extensa trayectoria en la promotora.

Daniel Cormier
banner

ESTADOS UNIDOS.- Una de las noticias que impactaron luego del fin de semana fue el ingreso de Daniel Cormier, excampeón de UFC, al Salón de la Fama de la compañía. El expeleador realizó su última actuación en el 2020, y luego siguió dentro del mundo de Artes Marciales Mixtas (MMA). Después de UFC 274, Cormier demostró su emoción.

«Lo conseguí, al ganar un campeonato de UFC, es muy difícil. Quiero decir, la gente ni siquiera entiende lo difícil que es ganar un campeonato de UFC, y mucho menos ganar un cinturón y defender un cinturón«, explicó el expeleador a los periodistas presentes luego del evento. El excompetidor concurrió allí en su nuevo rol como comentarista de la promotora.

Luego, «DC» agregó que «todos los chicos que están allí están porque se lo merecen. Así que es un verdadero placer sentarse junto a estas personas, a todas estas personas a las que admiraba durante tanto tiempo. Y cada vez, como he dicho, me llamarán miembro del Salón de la Fama de la UFC. Significa el mundo para mí«.

En la década pasada, el excompetidor nacido en Lafayette consiguió ser campeón del peso semipesado y pesado de UFC. «Luché duro. Nunca fui el más grande. Siempre fui el más pequeño, y lo hice con lo que tenía. Luché contra mi culo y luché con todas las herramientas con las que fui bendecido: cardio y solo trabajo duro», comentó el luchador, que logró dominar el peso pesado sin ser de los artistas marciales más grandes de la categoría.

Sobre el final, Cormier se refirió a un polémico episodio dentro de su carrera. «Nunca se dio nada, nunca hice trampa. Obviamente fuera de todo el asunto donde la gente piensa que toqué esa toalla, pero la gente todavía lo cree, lo cual es tan estúpido. No sé cuántas veces tengo que decirte: ‘No toqué la toalla’. Pero fuera de eso, no había drogas vinculadas a mi legado. No había cosas cuestionables que hice fuera de la gente que me acusaba injustamente de tocar la toalla», concluyó el expeleador.