Connect with us

Hi, what are you looking for?

Elintra.com.arElintra.com.ar

Salta

El Látigo de Salta deslumbra a los espectadores con su nueva canción

Se lo vio bailando el hit en las calles de la provincia, ante un gran número de personas.

Látigo de Salta
Salta
banner

SALTA.- Rolando Antonio Suárez, más conocido como el Látigo de Salta deslumbra a los espectadores con la canción que hicieron para el y sus tradicionales pasos. En las últimas horas, se lo vio bailando el hit en las calles de la provincia, ante un gran número de personas. El maletero de la Terminal de Ómnibus local se hizo viral por varios videos en TikTok.

“Me llaman el látigo, el látigo salteño. Para un humilde trabajador, que lo lleva en el corazón”, expresa la canción que interpretaba el famoso bailarín. El video en la red social TikTok se viralizó rápidamente y captó la atención de todos los usuarios. En el mismo, se lo observa bailando en las calles de la ciudad de Salta, ante la atenta mirada de los presentes.

El látigo Suárez vive en el barrio Siglo XXI de la ciudad capital y desde hace 25 años que trabaja como maletero en la terminal. Su popularidad nación de la mano de los videos que él llama “pasos prohibidos” y que difunde su hermano Oscar. “Siempre bailé en las fiestas, en los asados que hicimos en familia”, dijo días atrás en diálogo con los medios.

En cada presentación deja todo y entrega su cuerpo al ritmo tropical. Sobre su fama, reconoció: “No estaba en los planes. Pasé por la terminal y me señalaban, me nombraban. Sentía que se reían de mí, pero en realidad me estaban saludando. Les respondía que no, que yo no era. Entonces llamé a Oscar y me respondió que lo había subido sin querer”, comentó.

Al ser entrevistado por el medio nacional TN, relató sus inicios de popularidad. “Sonaba una canción de las Culisueltas. Me dicen Látigo, pasitos prohibidos por lo que yo bailaba”. En su primer video, el oriundo de Salta desplegaba sus dotes con el tema: “La Jenny y la Kitty, ella quiere látigo”, de ahí viene el nombre que lo representa diariamente.

“Cuando bailo y siento la música me imagino en el escenario con el diablo. La gente me sigue y le gusta que yo tire los pasos prohibidos. Soy un tipo humilde que no cobra, bailo para mi gente, tengo corazón. Yo voy por adelante sin bajar las alas”, expresó. Los videos los utiliza para cortar su rutina en la Terminal de Ómnibus y despejarse.

Finalmente, comentó que la gente lo cruza por la terminal y “no puede creer” que esté trabajando ahí. El látigo tiene cuatro hijos, cinco nietos y no está casado, pero sí en pareja. “No me interesa ser famoso, siempre llevo la humildad como bandera. Todo es gracias a la gente, estoy acá por ellos”, concluyó mientras agradeció a todos los salteños.