Connect with us

Hi, what are you looking for?

Elintra.com.arElintra.com.ar

UFC

La mala suerte de lado: Davey Grant detalla sus lesiones

Las lesiones del peleador lo mantuvieron alejado durante años apenas ingresó a la promotora.

Davey Grant
banner



ESTADOS UNIDOS.- Nueve años compitiendo para UFC cumplirá Davey Grant en noviembre, toda una hazaña considerando que solo peleó en diez ocasiones. Claro que no es su culpa, ya que las lesiones comprendieron la verdadera causa de su poca actividad. En una entrevista reciente, el peleador explicó en detalle los inconvenientes que tuvo en su carrera.

Luego de su aparición en The Ultimate Fighter, el competidor estaba pactado para pelear con Roland Delorme en Londres en 2014, pero allí empezaron los problemas. «La semana de la pelea, entré en el hotel UFC, donde me reservaron, y luego me volé la rodilla, me rompí el menisco y nunca logré luchar. En realidad, pesé, y luego tuve que decírselo a UFC», le reveló el peleador a The MMA Hour.

Entonces prosiguió relatando que «los resultados del escaneo volvieron y me sacaron de la pelea la noche anterior. Eso fue devastador, especialmente porque fue una buena pelea para mí. Y al salir de The Ultimate Fighter, todavía tenía mucho impulso detrás, y fue en Londres. Era como un sueño hecho realidad. Estaba luchando en la capital en un evento de UFC. Es lo que todo luchador de MMA en Inglaterra quiere hacer».

Sobre su lesión en aquel momento, «Dangerous» comentó que «me volé la rodilla, y volví a la cirugía en una semana más o menos. Luego literalmente solo había estado de vuelta para entrenar durante dos semanas después de que me arreglaran el dinero. Y tuve una mala caída en el entrenamiento: me rompí todos los ligamentos de uno de los tobillos«.

Con este panorama, la situación se tornó cada vez peor. «Fue muy malo: los tres ligamentos de la parte exterior de mi tobillo se arrancaron completamente del hueso. Ni siquiera quería decírselo a la UFC. Me llevó años porque estaba pensando: ‘Dios mío, van a pensar que estoy hecho de vidrio’. Los llamé y Sean Shelby me dijo: ‘Mira, no te preocupes. Estas cosas suceden. Tendremos que someterte a una cirugía’. Así que UFC había pagado mis dos cirugías, también grandes, incluso antes de que yo tuviera la oportunidad de luchar. Y estaba pensando: ‘Estoy probando mi suerte aquí, porque no sabes cómo se van a ver las cosas'», explicó en la entrevista.

En ese sentido continuó el peleador. «Fue una lesión peor en la curación en el tiempo de la lesión que las dos cirugías juntas, pero no me operaron. Tuve una lesión muy grave en el cuello y, literalmente, no podía trotar en una cinta de correr sin estar en agonía. Y terminé recibiendo algunas inyecciones en el cuello para matar algunos de los nervios, luego esa me mantuvo fuera durante mucho tiempo. Así que resultaron ser dos años y medio desde que The Ultimate Fighter volviera a luchar con la tarjeta de Londres», concluyó Grant.