Connect with us

Hi, what are you looking for?

Elintra.com.arElintra.com.ar

Salta

Otro escándalo con un político: esta vez se trata de un concejal de Salta que le habría pegado a su mujer

En un incidente doméstico, similar al protagonizado por el fiscal federal Francisco Snopek, este domingo, un edil de Salta Independiente fue escrachado por un hecho de violencia de género ocurrido en un departamento de barrio Casino.

Salta
Salta
banner



SALTA-. Con muchas similitudes con el incidente que tiene al fiscal Snopek al borde de la destitución, este fin de semana largo surgió un nuevo hecho de violencia de género que, en este caso, tiene al concejal de la ciudad de Salta, Ricardo Ernesto Colque Domínguez como autor presunto de los golpes que tuvieron como víctima a su pareja, al parecer, por un asunto de celos.

Según lo informado por los portales Hola Salta, que refleja la actividad policial, el domingo a la madrugada una patrulla del 911 se hizo presente en uno de los blocks del barrio Casino ante el llamado de vecinos por un incidente de violencia de género.

Preocupados por los gritos, y tras ver a la víctima que logró salir del departamento con el rostro ensangrentado, el llamado a la policía fue inevitable. Al llegar al lugar, los policías revivieron escenas similares a la sucedida el mes pasado en San Lorenzo, cuando acudieron al rescate de la pareja del fiscal Snopek.

Al indagar sobre quién era el agresor, se dieron con que se trata del concejal “Pitu” Colque, quien se asentó en esa barriada hace unos años para justificar su banca como candidato a concejal por la Capital, pese a que es conocido que el edil tiene residencia conocida en Campo Quijano.

Según lo informado, Colque, de 24 años de edad, habría golpeado a su pareja en el marco de una disputa por celos, la que se gestó por fotos que la joven subió a su Instagram. Esto causó una violenta “discusión por los mensajes” que recibió de supuestos admiradores, lo que supuestamente enervó al concejal del sector que lidera el médico Bernardo Biella.

Según fuentes policiales, la víctima habría estado privada de su libertad por unas horas, tiempo en que los vecinos escucharon gritos, golpes y llanto de la mujer, todo proveniente del departamento donde reside el concejal, situación que desató la indignación de los moradores de esa barriada, pues esperaban otra conducta del funcionario público.   

La situación se tornó más dramática minutos después, cuando finalmente la mujer del edil logró salir, siendo auxiliada por los vecinos, ya que presentaba el rostro cubierto de sangre debido a los golpes que sufrió, los que le habría propinado el concejal.

Escenas dramáticas

Casi en simultáneo, llegó al lugar personal de la Comisaría 15 y auxilió a la mujer, quien lloraba en medio de la calle por “el calvario y terror que horas antes le tocó vivir”. Al percatarse de que la policía estaba en el lugar, el concejal salió y trató de minimizar el incidente.

Para ello, aseguró incluso, se presentó como víctima de golpes de su pareja, quien, a todo esto, pidió a los policías ayuda para retirar sus pertenencias, ya que luego de radicar la denuncia del caso, le sería imposible. En vista de ello, los uniformados arbitraron para que la mujer busque sus cosas.

Al hacerlo, sin embargo, quedó a merced del concejal, quien la habría amenazado con dejarla en la calle si hacía la denuncia, tanto fue la intimidación ejercida que la víctima, salió a la calle y les pidió a los policías que se vayan, ya que no iba a realizar ninguna acusación formal contra el edil.

Según lo consignado por el medio que dio a conocer el incidente, el concejal le habría dicho a su mujer lo siguiente: “si pones la denuncia te vas a cagar de hambre”, lo que la hizo desistir de avanza con el proceso penal contra Colque.

No obstante, y dada las evidentes circunstancias de que la víctima habría sido amenazada, los policías procedieron a tomarle una declaración testimonial, en la cual la mujer reveló que no era la primera vez que sufría un incidente de violencia física por parte de su pareja, quien solía propinarle golpes de puño en el cuerpo y la cabeza, incluso, en una ocasión, le dejó el ojo morado.

Pero que siempre, el concejal “Pitu” Colque “le hizo negar todo” y “nunca radicó denuncia para no perjudicarlo”. En esas circunstancias, según se informó, el edil se jactaba con los policías porque no pudieron llevarse a su mujer para que hiciera la denuncia.

Ante ello, y dado el estado vulnerabilidad de la mujer, los policías consultaron con la jueza de Violencia de Género de turno, el que solo dispuso “Intimar a Colque a no ejercer actos de violencia física, psicológica y verbal contra la víctima”.

Esta directiva llamó la atención, pues era evidente que la libertad de acción de la mujer estaba coartada, por lo que se esperaba que la justicia dispusiera la expulsión del presunto agresor del hogar, como sucede en otros numerosos casos.

Al margen de ello, y dado el antecedente del caso Snopek, en el cual la fiscal Luján Sodero avanzó con las actuaciones penales contra el fiscal pese a que su pareja no lo denunció, no se descarta que la fiscalía repita tal accionar con respecto a lo sucedido con el concejal Colque, integrante de varias comisiones dentro del Concejo Deliberante local, entre ellas la de “La mujer y la juventud”.