Connect with us

Hi, what are you looking for?

Elintra.com.arElintra.com.ar

UFC

Kamaru Usman encabeza las ganancias de UFC 278

El excampeón de peso welter resultó el mejor pagado de la noche luego de la velada de UFC 278.

Kamaru Usman
banner



ESTADOS UNIDOS.- A pesar de haber perdido su campeonato de peso welter, Kamaru Usman tuvo razones para sonreír en UFC 278. El excampeón resultó ser el mejor pagado de la noche, sin importar el hecho de haber caído. Leon Edwards noqueó a Kamaru en el quinto round con una poderosa patada para coronarse como nuevo monarca de la marca.

Por participar en el enfrentamiento, Usman recibió la suma de 500.000 dólares, siendo ampliamente el mejor pagado de la noche. Es probable que la empresa haya dividido las ganancias del PPV con los luchadores protagonistas del evento central. Por su parte, Leon Edwards se quedó con una bolsa de 350.000 dólares, algo inferior a la de Usman.

La empresa suele realizar estos tratos con los protagonistas de los eventos centrales de los PPV. En lugar de tener una cifra fija de ganancias, la promotora otorga una parte de los dividendos del espectáculo a los dos luchadores principales. Es por eso, que en casi todos los casos, los protagonistas se esfuerzan en vender lo más posible su duelo.

El segundo mejor pago de la noche se trató de José Aldo, quien a pesar de su derrota, logró hacerse de 400.000 dólares. Si Aldo llegaba a ganar la contienda, las ganancias del brasileño se hubieran disparado gracias al bono de victoria que la compañía le otorga a los luchadores ganadores.

En cambio, Merab Dvalishvili con su triunfo ante Aldo, se hizo de una bolsa de 198.000 dólares. La bolsa del oriundo de Georgia está compuesta por el dinero correspondiente a su participación en la lucha y por el bono que la empresa le dio por haber ganado. De seguir con su buena racha, seguramente pueda conseguir un contrato mucho más lucrativo.

Otro luchador que desembolsó buen dinero a pesar de haber caído es Luke Rockhold. El estadounidense se hizo con 200.000 dólares de ganancia por haber peleado contra Paulo Costa. Luego de la lucha, Rockhold comunicaría su decisión de retirarse de la actividad, debido a que considera que no puede seguir con la exigencia de la competencia.

Por la victoria, Paulo Costa logró quedarse con 130.000 dólares, también integrados por su participación y el bono de victoria. El brasileño debe renovar su contrato con la empresa en breve, por lo que es probable que pueda asegurarse un trato que le permita ingresar más dinero por sus participaciones dentro del octágono.