Connect with us

Hi, what are you looking for?

Elintra.com.arElintra.com.ar

UFC

La admiración de Khamzat Chimaev por Robert Whittaker

Al terminar su enfrentamiento, el peleador expresó su respeto por el excampeón.

Khamzat Chimaev
banner



LAS VEGAS (Estados Unidos).- El último evento de UFC en el que Khamzat Chimaev se lució al vencer a Kevin Holland dejó una serie de repercusiones. En la previa, el luchador había declarado que estaba listo para golpear a todos en la promotora. Pero al terminar el evento, Chimaev comentó que prefiere entrenar con Robert Whittaker antes que pelear con él, y explicó los motivos.

No son producto de la casualidad los comentarios que circulan acerca de las condiciones de «Borz«. El luchador mostró un gran desempeño en todos sus enfrentamientos dentro de la promotora, y aún mantiene un récord invicto. Con este gran presente, Chimaev tiene una confianza que lo lleva a aceptar cualquier desafío, aunque hay un peleador que no le gustaría enfrentar.

«Me gusta ese tipo, así que no quiero luchar contra los buenos. Necesito algunos chicos malos, así que quiero pelear con algún chico malo ¿Sabes? Y no sientas lástima por eso», comenzó explicando el peleador en la conferencia de prensa posterior al evento acerca de Whittaker. Además de estos comentarios, «The Reaper» se desempeña en el peso medio.

En ese sentido agregó que «quiero entrenar con ese tipo. Es muy bueno, como uno de los mejores chicos del mundo. Estaba viendo su pelea. Soy un gran fanático, así que veo todas las cosas. Veo cómo entrena y todas estas cosas. Muchos chicos quieren pelear conmigo, así que Robert nunca dijo nada malo de mí. Hay muchos chicos hablando de m… de mí. Voy a quitarles la cabeza. Así que ya veremos».

Luego, el peleador se refirió a sus siguientes pasos, que podrían incluir un ascenso de división. «Voy a volver y escuchar a mi entrenador. Si dice que vamos a 170, vamos a 170. Si dice que vamos con peso pesado, vamos con peso pesado. No me importa. Hago mi campo de entrenamiento como él dijo. Entrenamos duro, nunca nos detendremos. No tengo nada que hacer. Solo el gimnasio es mi vida», concluyó Khamzat Chimaev.