Connect with us

Hi, what are you looking for?

Elintra.com.arElintra.com.ar

Salta

Por defraudación y peculado, piden juicio para el diputado Fabio Rodríguez de La Candelaria

El caso salió a luz, cuando una mujer descubrió que, en su cuenta bancaria, se movían sumas importantes. Al averiguar, se percató de que el legislador la había inscripto en planta política y no sólo eso, sino que se quedaba con sus haberes.

Fabio Rodríguez
Fabio Rodríguez
banner



SALTA-. Ayer, el fiscal penal de Rosario de la Frontera, Nicolás Rodríguez López, requirió juicio ante el Juzgado de Garantías 1 de Metán para el diputado por La Candelaria, Fabio Rodríguez, a quien la fiscalía lo considera autor de los delitos de defraudación en perjuicio de la mujer denunciante y peculado en perjuicio de la Administración Pública.

En su requerimiento, el fiscal señaló que el pedido es como resultado de las distintas medidas probatorias producidas a lo largo de la investigación, de las cuales surge que, mediante ardid y engaño, el legislador habría hecho firmar documentación a la damnificada, con argumentos de gestionar una beca a su favor.

La maniobra, según señaló el fiscal, se descubrió cuando la propia damnificada, al revisar su cuenta bancaria, se percató del movimiento de importantes sumas de dinero, las que desconocía y, por supuesto, nunca llegaron a su bolsillo.

Por otra parte, la fiscalía señaló que Rodríguez se desempeña como funcionario público y, pese a ello, sustrajo de la esfera de custodia el dinero correspondiente a la damnificada, plata que inmediatamente incorporó a su patrimonio mediante transferencias bancarias para su propia satisfacción, utilizando incluso la tarjeta de débito provista por la entidad bancaria en los cajeros automáticos.

Por este hecho, el fiscal imputó a Rodríguez el 30 de mayo pasado.

En la audiencia de imputación, el representante del departamento La Candelaria se abstuvo de declarar. La investigación pLena, cabe recordar, se inició a partir de la denuncia que la misma damnificada radicó luego de descubrir lo que sucedía con su cuenta bancaria.

Rodríguez, quien sorprendió al no brindar explicaciones sobre la acusación, sólo se dedicó a vincular el hecho con un supuesto complot en su contra.

En el decreto de imputación, el fiscal reflejó las distintas diligencias que llevó adelante tras la denuncia de una joven madre en contra del legislador, a quien acusó de haber usado su nombre para registrarla como empleada de Agrupamiento Político, dentro de la Cámara de Diputados de la Provincia.

Nunca cobró un peso

La mujer aseguró que desconocía que tenía trabajo y, como era de espera, afirmó que nunca cobró un peso en materia de sueldo, pese a que sus haberes tenían un promedio de 150 a 180 mil pesos, dinero que le hubiese venido muy bien, dada su precaria situación económica.

Para efectuar esta maniobra, según la denunciante, el legislador se valió de los datos personales que la mujer le aportó, cuando Rodríguez realizó gestiones para que perciba una escasa suma de dinero en el marco de una beca, la cual sólo la cobró en dos oportunidades.

Todo esto, la denunciante lo descubrió cuando acudió a la ANSeS a fin de anotarse en un plan para ser beneficiaria por atravesar un embarazo, instancia en la que fue informada que no le correspondía la ayuda social, puesto que, en su cuenta bancaria, había cifras que para nada la hacía ver como alguien que necesitara ayuda del Estado.

En su denuncia, la mujer reveló que, según los registros de la ANSeS, percibía una importante suma de dinero, de más de 100 mil pesos, por lo que le negaron la posibilidad de acceder al prenatal. Triste y llena de incertidumbre por los supuestos ingresos con los que aparecía registrada, la mujer fue a la sucursal bancaria de Rosario de la Frontera, donde pidió conocer el movimiento de dinero a su nombre.

Dicen que basta con pegarle al chancho para que aparezca el dueño. Y en este caso, Rodríguez, del bloque saencista, se expuso solo, pues se presentó casi en el acto en la casa de la mujer, a la que le reclamó la devolución de los 100 mil pesos, ya que “no le pertenecía”.

Como excusa, sostuvo que el dinero estaba destinado para ayudar a vecinos de la localidad de El Tala. Más tarde, en busca de armar el rompecabezas, la mujer fue nuevamente al banco e indagó sobre los depósitos que se hicieron en su cuenta en los últimos meses y desde donde se remitía ese dinero.