Connect with us

Hi, what are you looking for?

Elintra.com.arElintra.com.ar

UFC

La imperdible reacción de Gregory Rodrigues al corte en su ceja

En su última actuación, el peleador recibió un golpe que terminó con sangre en su rostro antes de su espectacular triunfo.

Gregory Rodrigues
banner



ESTADOS UNIDOS.- En el último evento de la promotora, el prospecto Gregory Rodrigues enfrentó a Chidi Njokuani, de récord invicto en UFC hasta entonces. Esta racha fue cortada por el brasilero, que noqueó a su rival en el segundo asalto, pero antes estuvo cerca de perder el combate. En sus últimas declaraciones, Rodrigues se expresó sobre el corte en la ceja que casi frena el duelo.

«Tengo tres cejas», bromeó el peleador en primer lugar, en la rueda de prensa posterior. Luego agregó que «el corte fue malo, pero la victoria llegó y eso vale la pena. Estoy muy feliz. Esperaba una pelea como esa. Estamos dentro de UFC. Esa es la Copa del Mundo. Los mejores luchadores están aquí, y yo soy uno de ellos. Así que estoy feliz y agradecido por todo lo que ha pasado ahora en mi vida».

Además, el luchador comentó que «mi esposa está un poco loca, ‘Dile al médico que haga un gran trabajo. Volveré allí. Pero hizo un gran trabajo, hombre, así que me veré bien. Estaba mareado, fue muy difícil. Me caí, estaba un poco como, ‘Hombre, ¿Qué pasó?’ Entonces la sangre comenzó a bajar y estaba un poco ciego, tratando de averiguar qué iba a hacer«.

De esa forma, «Robocop» destacó el labor de su equipo, que fue fundamental para revertir el desarrollo del duelo. «Quiero dar las gracias a mi esquina, a mis entrenadores. Hicieron un trabajo increíble. Empezaron a hablar conmigo… ‘¡Mueve las piernas!’ y cosas así. Luego lo intenté y luego de vuelta, después pensé: ‘Necesito empezar algo, necesito empezar a lanzar mis bombas, lanzar mis manos para detenerlo un poco'», reveló entonces.

En ese sentido, el contendiente de Río de Janeiro sumó que «después de ese corte, todo el mundo va a estar seguro, tratar de terminar la pelea. Entonces empecé a tirar las manos para mostrarle que estaba allí, todavía estoy allí, y eso es lo que pasó. Cuando terminé la primera ronda y volví a mi esquina, estaba preocupado por el corte».

Sobre el final, el luchador volvió sobre el trabajo de su esquina y el cambio de actitud en el segundo asalto. «Mi esquina estaba como: ‘Vamos a movernos, empecemos a tocarlo. Él ya sintió tus manos’. Luego, cuando comenzó la segunda ronda, comenzó a hacer lo mismo, trató de presionarme, pero le dije: ‘Necesito presionarlo más’. Y en una parte de la pelea, sentí que estaba cansado. Sentí su aliento y fue diferente, y dije: ‘Oh, tío, estoy aquí’. Soy el Robocop y te voy a matar, y empecé a sentirlo. Así que cuando lo agarré contra la jaula para el clinch, sentí que su cuerpo estaba un poco débil, así que lo bajé y le dije: ‘Voy a terminar la pelea’. Y lo hice», concluyó así Gregory Rodrigues.