Connect with us

Hi, what are you looking for?

Elintra.com.arElintra.com.ar

Salta

Juicio por fraude a la AFIP: declaran dos imputados y definen si citan a Calletti como testigo

Rafael Brenner y Nicolás Fili, del órgano recaudador; el empresario Pablo Haddad y el contador Federico Guijarro Jiménez son juzgados por el cobro de millonarias coimas a cambio de protección tributaria. El debate se reanuda esta tarde.

AFIP
AFIP
banner



SALTA.- Esta tarde, desde las 17 a 20, el Tribunal Oral Federal 2, presidido por el juez Domingo Batule, avanzará con la segunda audiencia en el juicio que se le sigue al ex Jefe Regional de AFIP Rafael Renisck Brenner; el Jefe del Área Jurídica, de ese organismo; el empresario Pablo Daniel Haddad y el contador Federico Guijarro Jiménez por los delitos de fraude a la administración pública, cohecho y concusión.

En la primera audiencia, el tribunal, del cual también participan los jueces Marta Snopek y Federico Díaz, ordenó la lectura del requerimiento de juicio, en el cual se detallaron las maniobras de fraude que datan de 2015 y son adjudicadas a los acusados, tanto desde adentro de la AFIP como por fuera del órgano recaudador, las que derivaron en un grave perjuicio económico para el Estado Nacional.

Tras el repaso de la requisitoria de juicio, el tribunal interrogó a los acusados a fin de conocer si estaban dispuestos a prestar declaración indagatoria. Resnick Brenner optó por el silencio, Fili hizo un breve descargo personal, mientras que los otros dos aceptaron dar su versión de los hechos, lo que fue diferido para esta tarde.

El motivo para no escucharlos de inmediato, se debió a una larga lista de planteos preliminares que todas las partes realizaron, incluido el fiscal general Carlos Martín Amad: los abogados de la AFIP y las defensas de los cuatro imputados, las que se relacionaron a pericias realizadas, otras en trámite, testigos incorporados y desistidos, para finalizar con la nulidad de la declaración de denunciante, en este caso solicitado por los defensores de Haddad y Guijarro Jiménez.

Entre algunos de las personas propuestas como testigos, sobre los cuales el tribunal deberá expedirse, se encuentra la actual diputada nacional Pamela Calletti, la que fue desistida por la fiscalía, aunque otras partes insistieron que sea citada.

También aparece el empresario Francisco Brunetti, cuya declaración fue tildada de gran valor por la fiscalía y la querella. Dada la cantidad de testigos, planteos y la complejidad del caso, se especula que el debate se extienda más allá de octubre e incluso podría llegar hasta diciembre.

Entre otras circunstancias sobresalientes en la primera audiencia, se encuentra un incidente protagonizado por la defensa de Fili, la que se opuso a que un reporte gráfico que había ingresado a la sala de audiencia tomara fotografías, incluso pidió al tribunal que orden el borrado de las fotos tomadas.

El planteo, que caía de maduro, fue rechazado de plano por el tribunal, el que siguió la postura de la fiscalía, al recordar que los juicios son de orden público, por lo que no había impedimento para censurar la labor de la prensa, máxime en un caso de gran envergadura, como el fraude cometido en perjuicio de la AFIP.

En base a este argumento, y otros más, el tribunal rechazó el pedido defensivo, a lo que se insistió en que se borren las fotos. “Yo no voy a hacer borrar las fotos”, afirmó el juez Batule de manera enérgica, tras lo cual se dio por concluido el incidente.

Acusación

Según surge de la acusación de la fiscalía, a Resnick Brenner se le atribuye por un lado haber pedido una coima de 1.500.000 de pesos al empresario Freddy Rosario Tejerina a cambio de protección tributaria. A Fili, en tanto, se lo describe como enlace entre el director regional y Tejerina, y haber recibido luego dos pagos de la suma pactada.

Resnick Brenner también está acusado de haber firmado una resolución para que la firma Minera Santa Rita SRL obtuviera reintegros del IVA de la AFIP a pesar de que no reunía las condiciones para ese beneficio y “no se cumplieron con los trámites correspondientes dentro de AFIP, lo que motivó que cuando asumió un nuevo jefe esas resoluciones fueron dejadas sin efecto y se iniciara sumario administrativo contra quienes habían participado en aquel procedimiento”.

Respecto a estos hechos, se tiene que el 28/10/2015, Fili emitió un dictamen jurídico en el que concluyó que correspondía convalidar los créditos fiscales detraídos de los comprobantes emitidos por los proveedores Compañía Minera San Mateo SRL, Transporte San Cristóbal SRL, Maktub Cía. Minera SRL y Sulfhaar SRL.

Con ello, afirmó que estas empresas eran reales proveedoras de bienes y servicios de Minera Santa Rita, cuando en realidad eran apócrifas. La AFIP le había retenido créditos fiscales porque se sospechaba que estas eran empresas fantasmas creadas para este fin de obtener beneficios a través de los reintegros por exportaciones.

Para el fiscal, la conducta de los ex funcionarios de AFIP fue de extrema gravedad, dada su calidad de funcionarios públicos, a quienes el Estado nacional les había confiado la delicada y decisiva tarea de participar en la recaudación para la renta del Estado Nacional, en la percepción de los impuestos y, en cambio, se valieron de investigaciones de sus técnicos, que incluso lograron poner al descubierto una refinada maniobra de generar crédito fiscal, en el caso de Minera Santa Rita, para obtener beneficios económicos que habrían sido importantes, de 1.200.000, aseguró la fiscalía. También en este caso el receptor de la dádiva habría sido Fili, que viajó a Buenos Aires a recibir ese dinero de parte de Guijarro Jiménez.

La situación de Haddad y Guijarro Jiménez difiere de la de Tejerina, debido a que éste último denunció el pedido de coimas, mientras que los dos primeros “no formularon denuncia porque en ningún momento se sintieron víctimas de la situación, sino que fueron partícipes, tal como surge acreditado con la prueba reunida en la causa, y en sus roles de socio y contador de la Minera Santa Rita, quienes habrían entregado dádivas a fin de obtener un beneficio consistente en la resolución favorable que hiciera lugar a la devolución de créditos por IVA, lo cual generó un perjuicio al fisco.