Connect with us

Hi, what are you looking for?

Elintra.com.arElintra.com.ar

Salta

General Mosconi: sale a luz otra avivada con planes sociales y todos miran al intendente

Se habla de un fraude que rondaría la suma de 18 millones de pesos anuales, el cual quedó expuesto al bancarizar el pago de un plan social. Al parecer, entre los beneficiarios, había personas fallecidas, inexistente o que cobraban dos veces.

General Mosconi
General Mosconi
banner



SALTA.- La maniobra que data de, al menos, dos años salió a luz a partir de la denuncia realizada ante el Concejo Deliberante de General Mosconi, nada menos que por la presidenta de ese cuerpo, la concejal Ana Guerrero Palma, quien reveló detalles del dinero que se pagaba a los beneficiarios en una dependencia municipal.

Más precisamente, la edil sostuvo que las irregularidades descubiertas tienen que ver con Programa Mosconi Avanza (PROMA), en particular en el pago de este plan, para el cual se destinaban alrededor de 3.200.000 pesos mensuales, dinero que era extraído del banco de esa localidad en mochilas por empleados del municipio.

Los pagos se realizaban en el canchón de la Municipalidad, o bien, en otras áreas del municipio. Esto, sin embargo, cambió cuando el intendente Isidro Ruarte, quien gobierna por sexta vez ese municipio, ordenó la bancarización del pago de ese plan.

Previo a ello, el PROMA registraba liquidaciones por un monto de 3.227.195 pesos mensuales. Una vez formalizada la bancarización, para lo cual los beneficiarios tuvieron que presentar documentación que acredite su identidad, los pagos se redujeron a 2.074.835 pesos.

Es decir que, mensualmente, había alrededor de 1.200.000 pesos que se pagaban de manera irregular, monto que, en un primer análisis contable, había dejaron una suma de alrededor de 18 millones de pesos anuales que salieron a beneficiarios inexistentes, clonados, o bien, fallecidos.

Los pagos, previo a la bancarización, se realizaban contra recibo firmado, con lo cual habría una posibilidad de poder conocer más a fondo el destino de esos pagos, pues los mismos eran realizados por cuatro empleados de la planta permanente, quienes podrían ser citado por el Concejo Deliberante a fin de que proporcionen la información relacionada a los beneficiarios.

Cabe mencionar que los empleados que hacía los pagos, eran los mismos que tenían a su cargo el registro de los beneficiarios, según los requisitos del programa, al que ahora quedó en tela de juicio, pues se sospecha que ese dinero podría haber sido usados con fines políticos.

Palma, por su parte, dio detalles del control que realizó a las planillas de pagos, lo que permitió encontrar personas que ya se encontraban fallecidas, pero que igualmente cobraron; en otros casos habían personas inexistentes con números de DNI que correspondía a individuos que no viven en Mosconi.

Comisión investigadora

“Analizando las listas surge de que hay gente que no existe, y esto lo hemos chequeado con los padrones nacionales habilitados”, explicó la concejal, quien impulsó la conformación de una comisión investigadora a fin de poder establecer las presuntas irregularidades y sus responsables.

Al frente de dicha comisión quedó el concejal Juan Pablo Brito. También se uspo que el propio Ruarte se presentó ante la presidenta de ese cuerpo a fin de conocer aspectos de estas supuestas maniobras de fraude, sin embargo, entre los mismos municipales existen sospechas respecto a la participación del intendente.

Palma, por su parte, aclaró que una vez termine la labor de la comisión procederá a denunciar penalmente a los empleados implicados si es que les cabe alguna responsabilidad sobre faltante millonario sin justificar en las planillas del programa.

Guerrero Palma indicó que “en las planillas observadas había gente fallecida, falsos documentos, que viven en el sur, o cobraban en dos planillas, o sea, dos veces cobraban un sueldo». «Hasta había gente que no sabía que cobra este beneficio”, siguió.

Señaló que esta situación se viene observando desde hace muchos años, ya que las autoridades estaban haciendo entrega de “dinero en negro a cambio de una contraprestación”. Por no decir que “sacaban el dinero del banco y se pagaba en un canchón o en cualquier otro lugar”.

Claramente es una “situación irregular”, por la que el Intendente Isidro Ruarte deberá rendir cuentas. “Desde hace más de dos años que se ven estas irregularidades, y ahora que conseguimos los papeles, decidieron bancarizar a los empleados”, aseguró la Presidenta del Concejo Deliberante.