Connect with us

Hi, what are you looking for?

Elintra.com.arElintra.com.ar

Salta

Por una disputa entre jueces, se dilata el juicio a ocho policías por la muerte de Matías Ruiz

La jueza de Garantías que debía realizar el debate lo tildó de complejo y lo remitió al Tribunal de Juicio, pero un magistrado de ese fuero opinó lo contrario y le devolvió el expediente. Ahora, la Corte deberá definir qué juez impartirá justicia.

Matías Ruiz
Matías Ruiz
banner



SALTA.- Una contienda interna entre la jueza de Garantías 8, Claudia Puertas y el juez de Francisco Mascarello, de la Sala VII del Tribunal de Juicio frustró la realización del juicio a ocho policías por la muerte del joven estilista Matías Ruiz, muerto el 13 de julio pasado tras ser detenido por la policía en inmediaciones del parque San Martín.

En vista de ello, la causa seguida contra los policías por los delitos de vejaciones calificadas y homicidio culposo en concurso real fue elevada a la Corte de Justicia, la que ahora deberá intervenir para definir si el caso es juzgado por el fuero de garantías, o bien, por el Tribunal de Juicio.

Para resolver, los jueces del máximo tribunal deberán tener en cuenta las razones de cada uno de los magistrados. En ese orden, la jueza Puertas entendió que, de la requisitoria de elevación a juicio, se advierte la complejidad y gravedad del caso, por lo que corresponde dar intervención a un Tribunal de Juicio.

Sostuvo este argumento en el hecho de que el representante del Ministerio Público Fiscal tuvo en cuenta que los acusados, en el incidente que derivó en la muerte de Ruiz, no se amoldaron al deber de diligencia y previsibilidad que le generó el riesgo y la muerte a la víctima, para concluir en que el deceso se podría haber evitado si el extinto hubiera sido asistido en tiempo y forma.

La complejidad del caso –agregó- surge de la circunstancia de pretender en autos el juzgamiento de ocho imputados por delitos que, por su escala penal, prevén penas privativas de libertad, a lo que se suman las declaraciones testimoniales de cincuenta personas que deberán reproducirse en la audiencia de debate.

Para el juez Mascarello, en cambio, la competencia no queda librada a la voluntad de las partes ni a la del juez, por ser una cuestión estricta. Y consideró que no observa complejidad alguna que amerite el apartamiento de la jueza de Garantías, como así también afirmó que la pena por la que venían imputados no excedería de 6 años de prisión, siendo este uno de los aspectos que determinan la competencia.

En vista de estos argumentos, totalmente en oposición a los expuestos por la jueza de Garantías, el magistrado decidió rechazar la declinatoria de competencia que la jueza de grado le había girado, devolviéndole la causa para que lleve adelante el juzgamiento de los policías imputados.

En respuesta, la jueza mantuvo sus argumentos para que el caso sea considerado complejo y pase a un fuero superior, lo que generó la disputa de competencia que, ahora, será resuelta por el máximo tribunal de la justicia provincia, con la demora del caso, por supuesto.

El caso

Por el hecho, cabe recordar, los fiscales penales Leandro Flores y Ana Inés Salinas Odorisio requirieron juicio contra los policías Sergio David Llanes, Néstor Damián Ulloa, Ricardo Ariel Sierralta y Héctor Matías Rodríguez, como autores del delito de homicidio culposo y el delito de vejaciones en concurso real y para los operarios del SAMEC Luis Alberto Rivas Pérez, Cristian Alejandro Huari, Gonzalo Federico Farfán, Marcela Silvana Giménez como autores del delito de homicidio culposo.

Según surge de la acusación, el 13 de julio los policías imputados interceptaron y demoraron a la víctima con una actuación exagerada para el contexto en el que se desarrollaban los sucesos. Rodríguez, de los registros fílmicos analizados, hizo un uso inadecuado de la fuerza al pisar a la víctima, empujándolo para luego, con el mismo pie, apoyarse y presionar sobre su humanidad.

En cuanto a los operarios del SAMEC, en la acusación se sostiene que del análisis del material aportado por el Sistema de Emergencias 911, se puede observar que el día del hecho, se da inicio al incidente a las 6.50 por personal de demanda ciudadana, que dan aviso a las instituciones que deben intervenir.

Además, se pudo determinar que, luego que el personal policial toma contacto con la víctima a las 7.35, se solicita la ambulancia al lugar, reiterando dicho pedido a las 7.41 y a las 7.49, sin obtener respuestas de la unidad sanitaria, arribando recién al lugar a las 8.13.

Por último, y desde el inicio del incidente, no se observa designación de ambulancia hasta horas 8.02 y que en el sistema no se registran constancias sobre el motivo de la demora de la unidad de SAMEC como tampoco designaciones de otras unidades sanitarias por los operarios intervinientes, ocasionando esta demora, que la víctima no reciba la atención necesaria para su supervivencia.