Connect with us

Hi, what are you looking for?

Elintra.com.arElintra.com.ar

Espectáculos

«Soy muy dedicada»: Marcela Kloosterboer dio detalles de su maternidad

La actriz se encuentra en medio de una gran reforma de su casa familiar en Nordelta.

Marcela Kloosterboer
Marcela Kloosterboer
banner



BUENOS AIRES-. Marcela Kloosterboer vive en una gran casa en Nordelta junto a su marido, Fernando Sieling y sus hijos Juana y Otto. El año pasado la familia inició una obra para renovar su hogar de dos pisos, y la semana pasada la actriz decidió compartir a través de las redes sociales algunos detalles de la reforma. Además, aprovechó para sincerarse sobre su maternidad. 

Para la obra, Marcela Kloosterboer eligió materiales sustentables. “Son mucho más herméticas, por lo que se mantiene más la temperatura tanto en invierno como en verano, lo cual ya genera un ahorro energético importante. La aislación acústica es increíble también, cerrás y es como una burbuja donde no ingresan los ruidos exteriores; y los materiales son mucho más duraderos”, explicó la actriz. 

Pese a su bajo perfil, Marcelo Kloosterboer se animó a dar detalles de su rol como madre. “Soy una mamá muy dedicada, pero la maternidad no es el rosa que te pintan. Pierdo mucho la paciencia, son edades complicadas. Pero soy canceriana, como muy mamá protectora de mis hijos y me gusta estar presente y atenta a ellos”, aseguró la actriz. 

Marcela Kloosterboer no es fanática del celular 

“Yo siempre trato de dejarlos afuera de mi trabajo, pero ahora siento que van a poder estar ahí conmigo y entiendo que vivir la energía del teatro desde chiquitos, es bueno para ellos”, dijo Marcela Kloosterboer sobre cómo hace para balancear su vida profesional con la maternidad. La actriz también habló sobre su relación con las redes sociales. 

“No tengo Tik Tok, mi hija el otro día me dijo: ¿Mamá sos tiktokera? No Juana, nada más lejos, le respondí. Creo que me voy aggiornando dentro de mi estilo, porque no soy de estar todo el día grabándome con el celular, como que me cuesta. Pero bueno, es una herramienta de trabajo y de comunicación directa con la gente”, reflexionó Marcela Kloosterboer