Connect with us

Hi, what are you looking for?

Elintra.com.arElintra.com.ar

Información General

“Quiero ganar la cuarta”: la promesa y el baile del Dibu Martínez en Mar del Plata

El arquero de la Selección Argentina fue recibido en su ciudad natal.

Dibu Martínez
Foto: Captura de Video
banner



ARGENTINA.- Este jueves, Dibu Martínez arribó a Mar del Plata después de coronarse campeón del mundo en Qatar 2022 con la Selección Argentina. El arquero regresó a su ciudad natal y tomó el micrófono ante una multitud que lo recibió con los brazos abiertos después de brillar en la final ante Francia. Con baile incluido, el portero del Arsenal prometió: “Quiero ganar la cuarta”.

En el Arena Fest, el deportista de 30 años contó con el apoyo de unas 150 mil personas que lo ovacionaron. “Es la mejor hinchada del mundo. Yo les dije que les iba a traer la Copa. Desde que nací creo que es la primera vez que veo tanta gente junta en el país. La tercera estrella no es solamente un orgullo para mí sino para estos chicos. Y que tengan sueños de lograr la cuarta”, expresó.

“Cuando empiezo a jugar para la Argentina mi sueño era traer una Copa a mi ciudad. Les di la Copa América, les ganamos a los campeones de Europa y dimos la vuelta en Inglaterra y a los últimos campeones del mundo en Qatar. En la interna de la Selección decíamos que cada partido que jugábamos lo hacíamos por la gente, nunca por la plata o por otra cosa. Solo por los colores”, agregó el Dibu.

A su vez, Martínez remarcó: “Ver a Mar del Plata y chicos de otras ciudades es un orgullo. Cuando las piernas no daban, obviamente la gente y el corazón daban un paso adelante. Como país, tenemos que estar más conectados unos con otros para que este hermoso país salga adelante”. «Voy a tratar de conseguir la mayor cantidad de camisetas con la tercera estrella para Mar del Plata», prometió.

Dibu Martínez sobre los penales

Respecto a los penales, Dibu Martínez confesó: “Es algo que me sale en el momento, me hago fuerte en los penales y se la gente de ellos me respeta, lo sé porque jugadores rivales me lo dicen. Cuando erran el primer penal en la final del mundo sabía que el otro chico (Tchouameni) iba a estar nervioso. Le traté de jugar mentalmente, tirándole la pelota lejos, hablándole y la tiró afuera, se cagó todo”.